Fondo injustificable

La Cámara de Diputados aprobó la eliminación definitiva del odioso cofrecito.Esta decisión formaliza la suspensión provisional que había dispuesto Abel Martínez de forma administrativa. La asistencia estuvo floja, porque la votación refleja una ausencia de por lo menos ochenta de los ciento noventa que componen la matrícula.

La decisión debe ser reconocida, aunque no representa una gran pérdida. La cantidad asignada a cada diputado no supera los cincuenta mil pesos mensuales.

El bochorno es mayor que el beneficio. Los senadores prefirieron la suspensión temporal, porque reciben una buena cantidad de dinero. La existencia de este tipo de fondos es totalmente injustificable.

Apretando

Lo del Trbunal Supremo de Venezuela es el colmo. Para blindar su composición chavista decidió recortar las facultades del Poder Legislativo en materia de remosión de jueces. La decisión es una verdadera grosería del moribundo régimen revolucionario que encabeza Nicolás Maduro.

La decisión llega en momentos en que la Asamblea dominada por la oposición se disponía a revisar la selección de treinta y cuatro jueces nombrados por los legisladores salientes. La conducta que exhiben los chavistas conduce a Venezuela por la ruta indeseable de la violencia.

Si siguen apretando la tuerca, se puede correr la rosca.