“Cosas veredes”

Las incoherencias más descaradas se observan en esta campaña electoral. Los viejos decían que solo había que estar vivos para ver ciertas cosas.

Eso se puede decir de este proceso tan anómalo. La mayor perplejidad se refleja en muchos rostros al ver a Rafael Suberví Bonilla levantando el brazo al alcalde Roberto Salcedo.

Él parece haber olvidado que hasta hace poco días estaba luchando a brazo partido por un espacio para competir con el actual alcalde del Distrito Nacional.

En todos los espacios mediáticos se podían escuchar sus argumentos para motivar a un cambio del titular. En ese tiempo no le parecía que la ciudad estuviese bien manejada. Ahora lo vemos con toda su abundante dentadura al aire diciendo que apoya con todas sus fuerzas al que pudo ser su competidor. “Cosas veredes, Sancho”.

Un negocio

En este país las cosas o no se hacen o se hacen mal.Tenemos ahora el anuncio de la incorporación del uso de grilletes electrónicos para monitorear a los imputados. El ordenamiento jurídico permite esta opción como medida de coerción.

La idea es excelente, porque hemos visto la forma en que imputados favorecidos con órdenes de libertad se escapan.

El problema con esta excelente idea es que quieren poner a pagar a los imputados por algo que deben pagar las autoridades. Alguien quiere hacer de esto un negocio.