Tenían razón

El presidente Danilo Medina anunció que dedicará cinco días de la semana a su campaña para la reelección. La gente se pregunta entonces cuántos días dedicará a las labores del Gobierno. Si la matemática todavía es una ciencia exacta dedicará dos días a la tarea para la que fue elegido.

Eso cambia todo lo dicho antes. Danilo dijo que solo haría campaña los fines de semana para no descuidar su agenda presidencial.

No se entiende la razón de tanto activismo político si él mismo informó que le lleva cuchumil puntos de ventaja al candidato de la oposición.

Parece que no se quiere dormir en sus laureles, así que decidió dejar de gobernar por estos dos meses para intentar poder gobernar por cuatro años más. Los que pedían una licencia tenían razón.

¿Solo allá?

El juez Sergio Moro condenó al expresidente de la constructora Odebrehct a 19 años de prisión por el esquema de soborno montado para conseguir proyectos de infraestructura de la estatal Petrobras.

Brasil está demostrando que va en serio el plan de adecentamiento exigido en las calles por la población y conducido con responsabilidad por la justicia.

El hecho de que el condenado sea el heredero y máximo ejecutivo del emporio hace pensar en que el cáncer de la corrupción pudo hacer metástasis por todo el cuerpo de la compañía. Una pregunta tonta: ¿La corrupción es solo allá? ¿Aló? ¿Se oye?