Prudencia

Inevitable, para la mayoría de las personas, la movilización por pistas y carreteras, ya sea para jutarse con parientes en las provincias, o para entrar en contacto con la naturaleza y los lugares de diversión.

Lo que sí debe convertirse en la consigna de todo este período de la Semana Santa es el llamado a la prudencia.

Cada quien debe entender que no ha llegado el fin del mundo y que se puede disfrutar sin caer en excesos e irresponsabilidades que pongan en peligro la vida de quien los comete y las de otras personas. Vaya y venga en paz y en salud.

La recta final

Registradas en la Junta Central Electoral las listas de candidaturas para las elecciones del 15 de mayo, la Semana Santa vendría siendo, si es que los partidos políticos se acogen a la prudencia de una tregua, no más que un respiro para tomar impulso.

Lo que se espera a partir del próximo lunes 25 es la intensificación de todos los esfuerzos propagandísticos y promocionales en esta competencia encarnada por la Presidencia, la Vicepresidencia y los cargos del Congreso y los municipios.

Para hacer una proyección a la peculiar narración del famoso cronista hípico Simón Alfonso Perbenton, la Semana Santa vendría siendo como la “curvita de la Paraguay” y lo que nos espera a partir del lunes es la recta final hacia las votaciones, que estarán entonces a la distancia de un mes y 20 días.