Viejos amigos

Los dos días de contacto, más la simpatía de Obama y la necesidad de Raúl contribuyeron a que la visita del presidente norteamericano a Cuba pueda ser considerada un éxito diplomático.

Los resultados inmediatos no pasan del apretón de manos y la palmada en la espalda, pero el futuro se ve muy esperanzador. Los cubanos pudieron escuchar  un discurso responsable sobre la importancia de no temerle a los cambios y la necesidad de respetar los derechos humanos.

Esa chispa de libertad quedó encendida en los corazones y tal vez produzca el incendio democrático que muchos dentro y fuera de la isla esperamos. Un buen signo fue la despedida en el aeropuerto. Parecían dos viejos amigos.

Demanda

El Centro de Diagnóstico y Medicina Anvazada (CEDIMAT) fue una de las clínicas privadas a la fue llevado el fallecido Claudio Caamaño Grullón después del accidente. Los hechos narrados por el hijo indican que no fue atendido.

La clínica hizo público un comunicado donde informa la razón para no hacerlo. La falta de cama impidió darle ingreso al paciente.

Después de darle atención médica para estabilizarle hicieron los arreglos para trasladarle a otro centro de salud.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos dijo que no descarta demandar a los centros que no prestaron el auxilio debido. Sería bueno, porque así sabríamos la verdad de las justificaciones para no ingresarlo.