División

Lo que fue válido para Francina, sin duda debe ser mucho más válido para Tonty. La decisión del TSE corrige el error de la JCE.

Los argumentos de Rutinel para defender su derecho a participar eran sólidos. La historia electoral habla en su favor. No se puede olvidar que fue senador por la provincia Santo Domingo. No se entiende que pudiera inscribirse antes y ahora  no pudiera.

Los mal pensados culpan de la situación a las manos moradas que influyeron para quitarle un obstáculo al cañero. Los votos de la alianza PLD-PRD se dividirían con la participación de Tonty, facilitando la victoria de la oposición.

La táctica es vieja. A Julio César le encantaba aplicar en sus guerras el “divide y vencerás”. Nadie tampoco olvida que Nicolás Maquiavelo aconsejaba a los políticos el “divide y reinarás”. Eso quería evitar la JCE.

Sin sentido

No es bueno ponerse demasiado sensible con el tema de la participación de organismos o gobiernos extranjeros en el proceso de observación de las elecciones del próximo mayo.

El que nada debe nada teme. Dice muy bien de la JCE la apertura que ha mostrado para facilitar a muchos la posibilidad de dar seguimiento a todo lo que aquí pase.

Las protestas de algunos por la participación de Estados Unidos en ese grupo de observadores no tienen sentido. La mayor cantidad de ojos aumenta la confianza.