Por los codos

Pedro Martínez, como en sus mejores tiempos de lanzador en las Grandes Ligas, la bajó duró ayer por la red social Twitter. La recta por los codos que le lanzó a los políticos obligará a muchos a salirse del cajón. Él sabe de los que habla. Nació y se crió en un barrio marginado, Manoguayabo, del que pudo salir gracias a su disciplina y talento.

Conoce la pobreza como cualquier dominicano y no creemos que sus años de penuria hayan salido de su memoria por la comodidad de la gran fortuna acumulada a brazo limpio. La afirmación que hace es totalmente cierta.

La clase política solo se acuerda de los pobres en los discursos y en las campañas electorales. Esperamos que reflexionen el mensaje y no se pongan a responderle.

Nuevo Código

El obispo auxiliar Víctor Masalles presentó a la bancada del Partido Reformista el proyecto de Código Penal revisado por la iglesia católica. El país lleva demasiado tiempo enfrentado por un tema impuesto más por las creencias ajenas que por las propias.

La Constitución de la República dejó muy claro el tema de la protección a la vida humana. No podemos seguir ignorando que en el noventa y nueve por ciento de los artículos del nuevo Código todos estamos de acuerdo.

La discusión con el tema del aborto obedece al cabildeo de organizaciones y personalidades comprometidas con imponer una ideología extraña a nuestros principios, valores y tradiciones. Cerremos ese enojoso capítulo.