Partidos

Ahora que la JCE cedió en su posición con respecto a la exclusividad de un conteo electrónico cuyo proyecto no se maduró lo suficiente, corresponde a los partidos políticos, en especial sus delegados en los colegios electorales y juntas municipales, no exagerar en sus alegatos cuando quede claro que el voto no les corresponde a sus candidatos representados.

La victoria de los partidos opositores no debe tratarse de un aferrarse al anacronismo y al pataleo, sino de resguardar al máximo nivel la transparencia y la legitimidad del voto popular.

Roberto Rosario advertía anoche que el organismo comicial tomó la decisión “No necesariamente porque se estuviese actuando de manera ilegal sino porque se entendió que si son actores del proceso (los candidatos), deben estar satisfechos”. Que al final, quedemos satisfechos todos.

Las interrogantes

Luego de que se definan las posiciones más determinantes, el conteo de los sufragios irá respondiendo poco a poco a varias interrogantes del proceso, interesantes para el futuro inmediato del sistema político. Por ejemplo estas tres:

-¿Qué porcentaje de votos obtendrá el PRD luego de su división? ¿El PRSC, que cambió de aliado, subirá o bajará en su rendimiento? ¿Lograrán esta vez los emergentes superar la barrera que determina su personería jurídica?