Castañas

El poder fáctico industrial es muy timorato en su esfuerzo para producir avances institucionales. Los industriales tienen la vista puesta en el corto plazo y se olvidan de mirar mucho más lejos.

La normalidad política es un requisito imprescindible para las actividades productivas, pero no debe obtenerse a cualquier precio.

La JCE todavía no emite los resultados definitivos de este desordenado proceso electoral y ya la AIRD extiende una visita al presidente Danilo Medina. Los representantes de la industria felicitaron al mandatario por su triunfo.

El mensaje que esa prestigiosa institución envía a la sociedad es que aquí todo está normal. Lamentablemente, no lo está. Esta apresurada felicitación parece que intenta sacar las castañas del fuego al partido gobernante.

Gracioso

Uno se pregunta cómo andará la disciplina militar de los miembros de nuestra gloriosas Fuerzar Armadas  para que sea necesario escribir un memorándum tan detallado como gracioso sobre las limitaciones de estilo.

No he visto nunca un soldado con piercing o con las uñas pintadas, pero imagino que existen a raíz de esta sorprendente comunicación.

La soberanía de la Patria resiste soldados que vendan la frontera por cien pesos, pero no está dispuesta a tolerar a uno que se deje crecer la uña del meñique para tocar la guitarra. ¡Carajo! Los soldados no se doblan.