Ocho horas

En cualquier trabajo el horario para entregar verdadera productividad no puede ser menor a ocho horas. La cultura pública de la mala remuneración a los servidores del sector salud permitió las labores recortadas.

El Gobierno se hizo de la vista gorda con el pluriempleo de los médicos. Un par de horas en los hospitales y el resto en la consulta privada. Todos contentos. El Gobierno seguía pagando mal y los médicos trabajando a medias.

El propósito del nuevo director del Servicio Nacional de Salud de normalizar el horario de trabajo de los médicos es racional; pero claro, imaginamos que se pagará mucho mejor. A Waldo no le ha gustado nada esa postura. Recomendamos que el tema sea parte del diálogo. Hablando hasta los médicos se entienden.

Turismo

La percepción criminal por los lados de Puerto Plata se está dejando ver y sentir. La cantidad de muertes de extranjeros por la delincuencia no deja de aumentar.

Lo lamentable es que este destino se está recuperando. La autoridades no deberían dejar que todo el esfuerzo realizado en esa provincia se pierda por la falta de una acción inteligente y enérgica en contra la delincuencia.

La muerte de una ciudadana belga en Costambar es el último eslabón de una larga cadena de hechos delictivos que tienen en vilo a toda la población. Esperemos que se haga algo antes de que muera el turismo.