Después

La misma cantaleta. Ahora resulta que tenemos prisa para discutir el pacto fiscal.Los gastos excesivos de la campaña dejaron al Gobierno con las arcas secas. La batería pesada de la administración Medina no dejará de hablar del tema hasta que lo impongan en la agenda mediática.

Nadie puede negar que desde hace mucho es necesaria la discusión de un reforma fiscal integral seria. El problema es que el tollo de las elecciones impuso otras prioridades. El país quedó sin instituciones arbitrales. La oposición no se siente conforme y tiene mucha razón.

La mayoría de los ciudadanos piensan que es necesario discutir reformas normativas para regular a los partidos políticos y las instituciones electorales. Después se hablará de dinero.

Plan

Esta Policía no podrá brindarnos seguridad. No importa la cantidad de planes y operativos que se inventen. La mala calidad de los recursos humanos que la componen, las deficiencias organizativas y tecnológicas la convierten en la burla de los delincuentes.

El robo de un comercio ubicado en el Centro Histórico de Santiago, a pocos metros de distancia de un destacamento policial es un suceso increíble.

Le llevaron trescientos mil pesos y esta es la hora que el dueño del negocio está esperando que vayan a realizar el levantamiento de huellas y demás. ¿De cuál plan de seguridad hablan?