Suertudo

El senador Félix Bautista parece que compite para romper un récord mundial de zafarse de los problemas legales. Tiene más vidas judiciales que un gato. La comisión del Senado que investigaba el origen de su fortuna dice que todo está más bien que Lola. Pocos recuerdan cómo comenzó ese proceso, porque los senadores apostaron al tiempo.

El senador Prim Pujals prometió que se informaría de los resultados, pero parece que nos quedaremos esperando. No se sabrá nunca el monto de los bienes del poderoso senador.

La justicia y sus compañeros se han encargado de lavar con el agua bendita de la impunidad lo que pueda tener. Ahora tendremos que esperar si también puede salvarse del proceso de Haití.  Es un suertudo.

Declaración

El desprecio por la ley llega a niveles de asombro. La Cámara de Cuentas lleva dos años tratando de que miles de funcionarios presenten su declaración jurada de bienes. Lo increíble es que no se inicia ninguna acción para obligarlos y mucho menos para sancionarlos.

La complicidad es general, porque nadie dice ni está boca es mía por los predios del Gobierno. No sé si el lema de “hacer lo que nunca se ha hecho” sigue vigente, pero sería bueno que lo activaran. ¿Qué esperan para hacer algo?