Desatino
El rumor público ya se había encargado de la noticia mucho antes de que se confirmara. La casi totalidad de los ciudadanos se negaba a creer que era posible un desatino de tal magnitud. Encontrar buenos funcionarios es la tarea más difícil de cualquier administración.

El trabajo llevado a cabo por Andrés Navarro en la desacreditada Cancillería lo convirtió en en el mayor acierto de la administración morada. El país estaba en las cuatro esquinas cuando llegó a su puesto. La cartera era utilizada como botín de la guerra política.

El premio que se le entregaba a los partidos aliados para que se cobraran con empleos los aportes realizados. En poco tiempo recuperó el prestigio internacional del país y devolvió la racionalidad a la política de recursos humanos aplicada. Ahora, Danilo Medina, lo que arregló con las manos lo desbarató con los pies.

El nombramiento de Miguel Vargas Maldonado es un precio muy alto por sus escasos votos. No solo se pierde el trabajo realizado en la Cancillería, sino la esperanza en toda la administración. Un verdadero desatino.

Gatopardismo
La rotación se impuso al cambio. En el PLD no es pósible dejar fuera a la mayoría del Comité Político. El presidente Medina sacó a los leonelistas leales y mantuvo a los pragmáticos que le apoyan. Todo cambió para que todo siga igual.

El gatopardismo ganó de nuevo.