Paros
Los gremios del transporte regresan a los paros después de mucho tiempo en calma. Para nadie es un secreto que la incomodidad es con la pérdida de su parte del pastel presupuestario.

La eliminación de un programa de subsidios que nunca sirvió a los propósitos originales es la razón de la incomodidad de los sindicalistas.

El Gobierno nunca debió aplicar ese beneficio. Todos, incluyendo a los propios sindicalistas, estamos de acuerdo con la decisión.

El problema es la imagen de falta de justicia en la misma. La sociedad espera que se eliminen todas esas facilidades que distorsionan los mercados. El hecho de que todavía existan sectores  beneficiados con subsidios da combustible para que prendan los paros.


Petrocaribe

Se acabó lo que se daba. La llave del petróleo venezolano se secó. Las obligaciones comerciales con China están acaparando la disminuida producción de barriles del país sudamericano. Petrocaribe está muerto.

La política de derroche se hace insostenible. La revolución chavista convirtió en un desastre la economía venezolana. El sueño de la igualdad de convirtió en una pesadilla. La única igualdad lograda fue hacer pobres a los ricos.

La diplomacia petrolera permitió a Chávez y a Maduro establecer una sólida red de apoyo a todas sus locuras. Ahora eso desapareció. En el panorama internacional veremos cómo los diferentes países recuperan la razón perdida durante tantos años. Cuestión de intereses.