Ocurrencia

La incomodidad de los ciudadanos con la política se entiende desde que esta noble ciencia es espacio para delirantes y tarados. La mala calidad del liderazgo político se extiende por el globo como la mala hierba.

Los romanos, que entendieron la psicología de las masas, hablaban de “pan y circo”. La política actual es más un circo, pero con poco pan.

El pueblo atosigado de problemas, además tiene que sufrir la incapacidad de sus autoridades para enfrentarlos.

La mayoría pierde el tiempo en ideas inservibles y poco prácticas. Nicolás Maduro se lleva el primer premio en este renglón.

Ahora se inventa el premio “Hugo Chávez de la Paz y la Soberanía de los Pueblos”; y para hacer más rara la ocurrencia, propone como primer galardonado a Vladimir Putin. ¡Chupe usted y déjeme el cabo!

Trump

La política estadounidense está pasando por su momento tercermundista. El candidato menos preparado para aspirar a cualquier puesto de responsabilidad pública concitó el apoyo mayoritario de los miembros del partido republicano.

La poco política actitud de Trump se hacía evidente con cada declaración ofensiva para los hispanos, los musulmanes, las mujeres y hasta para las familias de los héroes de guerra.

La sorpresa es que ninguno de sus horribles comportamientos producía la estampida de sus seguidores. Hasta que apareció un video que lo retrata de cuerpo entero. Le perdonan la estupidez, pero no la degeneración.