Irracionalidad

El artículo 16 es la manzana de la discordia. El empresariado considera que es la muestra de una reforma fiscal encubierta.

Las autoridades desean imponer lo que no pudieron o no quisieron pactar. El Gobierno anda tan desesperado en la búsqueda de dinero que se agarra hasta de un clavo caliente.

Los entendidos coinciden en señalar que la medida no tendrá ningún impacto en el aumento de las recaudaciones. El cobro antes de la venta es sacar de un bolsillo para entrarlo en otro.

El valor absoluto no se incrementará con la decisión. Lo que muchos temen es que pase todo lo contrario: convertir el impuesto a la transferencia en un costo puede reducir las importaciones. Y eso, sin duda, tendría efectos terribles sobre las recaudaciones.

No faltan tampoco aquellos que entienden que la medida tiene vocación de ser negociada.

El toma y daca sería quitar el cobro en aduanas a cambio del congelamiento del activismo político del empresariado. La razón que sea es una irracionalidad.

Iluminar

“Brillante Navidad” movía a muchos pobres hasta el centro de la ciudad para divertirse con las luces que faltaban en sus casas.

La decisión del nuevo alcalde, David Collado es sensata.

El dinero hay que invertilo en las necesidades básicas. El que no tiene luz la quiere en su casa y no en un parque. Esperamos que el nuevo proyecto ilumine de verdad.