División

La política es una actividad siempre en tensión entre la busqueda de la unidad y la creación de divisiones. La pasión política llevada a su máxima expresión olvida la unidad y solo consigue la división.

La incomunicación no solo se mantiene en el plano de las enemistades políticas, sino que hasta alcanza a la familia. Este es el caso de los hermanos Castro Ruz. La pasión revolucionaria de Fidel lo llevó a sacrificar los afectos de algunos de sus seres queridos. La hermana y la hija disidente lo atestiguan así.

El testimonio triste de la hermana que se debate entre las diferencias políticas y el amor fraterno es desgarrador.

Fidel Castro, en su terca lucha revolucionaria, se convirtio en un ser insensible. Los biógrafos más incondicionales no pueden dejar de percibir esa falta de ataduras sentimentales en su vida. Por esa razón, su hermana Juana no estará en su despedida final.

Reforma

El deshielo con Estados Unidos realmente comienza ahora. La debilidad de Venezuela deja a Cuba librada a sus propias fuerzas. La ideología no ayudará a superar los obstáculos económicos que enfrenta la isla.

El sueño de Fidel era una barrera para la reforma. Raúl, más práctico que su hermano, tendrá que tomar decisiones valientes si no quiere terminar como un simple apéndice en el libro de su hermano. El tiempo también a él se le acaba, La hora de la reforma profunda y seria llegó.