Cien días

Los primeros cien días de Danilo se cumplieron. Por ser mandato de continuidad no tuvo luna de miel. El traumático proceso electoral y la incapacidad de generosidad mantienen agrias las relaciones entre oposición y oficialismo.

La evaluación del tramo gubernamental consumido indica que nada nuevo parece haber bajo el sol morado. Las “visitas sorpresa” siguen su curso y también sigue el mismo ritmo parsimonioso de las decisiones. José José canta: “lo que un día fue, no será”.

El Gobierno canta lo contrario: lo que fue, sigue siendo. Hasta ahora parece tener razón, porque el descontento se mantiene expresado,  a pesar de los aumentos en casi todo. Las lluvias calmaron la tormenta políticas.

Cocinas móviles

Las comunidades aisladas por las lluvias tienen a muchas personas con dificultades para alimentarse. Los reportes que se reciben indican que la ayuda no está llegando en la cantidad necesaria y el tiempo oportuno.

La actuación más extraña es la de los Comedores Económicos.

El país cuenta con una flotilla de cocinas móviles con la capacidad para satisfacer la demanda de los damnificados, pero parece que esos fogones están parcialmente apagados.

Para desgracia de Haití, se recuerda que esta institución informó que estaba en capacidad de alimentar a un millón y medio de haitianos. No hemos visto todavía un anuncio similar para los dominicanos. ¿Qué pasa con las cocinas móviles?