Tatiana Fernández Geara: “A través del cine quiero revalorizar el rol de las nanas”

Producción. En 71 minutos, Nana cuenta la historia de tres madres que se desviven por educar a sus hijas bilógicas y a sus hijos de corazón

Tatiana Fernández Geara: “A través del cine quiero revalorizar el rol de las nanas”

Aunque Tatiana Fernández Geara no se considera una persona de alma aventura, sus acciones demuestran lo contrario. Les cuento que para la filmación de su ópera prima Nana se hizo cómplice de su madre, quien antes de la seis de la mañana la dejaba montada en el autobús que la llevaría a San Juan de la Maguana, donde recuerda que llegaba gracias a la ayuda de las personas de la comunidad.

Su currículo la certifica como publicista egresada de la Universidad Iberoamericana (UNIBE). Los estudios de Fotoperiodismo que cursó en la Universidad de Misuri, Estados Unidos, con una beca Fulbright le permitió ampliar su perspectiva del arte. Gracias a estos estudios nació el cortometraje Nana,  su trabajo de tesis.

En 2013 regresó al país, y en su mochila trajo un montón de iniciativas basadas en lo aprendido. Por eso, participó en una convocatoria del Fondo para la Promoción Cinematográfica (FONPROCINE),  dependencia de la Dirección General de Cine.

Para los fines, preparó una carpeta dirigida a los ejecutivos de DGCINE, en la cual incluyó el guión, sinopsis, carta de intención  y presupuesto aproximado del filme. El resultado fue positivo, ganó la convocatoria.

Tan pronto recibió esta buena noticia, Tatiana empezó a darle forma a su objetivo de concienciar y visibilizar la realidad que viven las nanas dominicanas. Con el guión aprobado, ¿qué le faltaba? La materia prima de la historia: Las nanas.

A una de ellas la conoció de niña, cuando trabajó en la casa de una vecina; a las demás les escribió una carta y aceptaron la propuesta.

Leidy (Leidy Alcántara), Fina (Justina Jiménez); y Clara (Isabel Sierra) fueron muy receptivas al contar su historia, lo cual agradece la cineasta.

Aunque las historias de estas tres mujeres se construyeron por separado, todas tienen un punto de coincidencia: son madres solteras que iniciaron este rol en la adolescencia.

Un dato curioso que aportó Tatiana es que las nanas nunca se juntaron, ni siquiera en la proyección realizada en la Muestra de Cine en abril pasado, “porque Fina vive en Miami, Leidy salió temprano de la proyección, y no llegó a conocer a Clara”.

Edición, una tarea muy ardua

El proceso de grabación lo hizo sola. En sus viajes a “Pedro Corto”, en San Juan; “Lechería”, en San Cristóbal; y “Mucha Agua”, en Villa Carmen, Santo Domingo Este, Tatiana se hizo acompañar de sus equipos: cámara, micrófono y trípode.

El rodaje duró año y medio; no obstante, la cineasta tenía tres años acariciando la idea, hoy convertida en un audiovisual de 71 minutos, que narra la historia de tres nanas que se desviven por educar a sus hijos bilógicos; tanto como a sus hijos de corazón.

No solo las nanas aparecen en este filme. “Además de sus testimonios, quise tener una idea más acabada de su relación con los niños que cuidan; y mostrar los vínculos de los niños con sus tías o abuelas, que en sus casos cumplían la misión de ser sus madres”, aseguró Fernández Geara.

Recalca que en la historia también incluyó el testimonio de una niña que vivió la separación de su nana, hecho que aun recuerda con mucha nostalgia; y de las madres de las nanas, quienes cumplen la doble tarea de educar a sus nietos.   

Al referirse a la acogida que ha tenido esta producción cinematográfica, dijo: “Aunque es un tema presente en otros países, pienso que el hecho de que las nanas sean dominicanas nos acerca a la realidad que ellas viven. Sus respuestas fueron muy propositivas y emotivas”(…) “En la presentación, me pareció increíble ver a tanta gente en una sala de cine llorando o riendo por un mismo tema”, agregó.

De hecho, durante la entrevista confirmó que la película Nana, ha sido proyectada en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, celebrado en La Habana, en 2015; en el Festival Internacional de Cine Documental de República Dominicana y el Caribe, realizado en marzo de 2016; donde obtuvo el premio de “Mejor documental de la sección oficial de largometrajes”.

También fue proyectado en el Festival Cinematográfico Internacional del Uruguay; en el Chicago Latino Film Festival; y en la clausura de la Muestra Internacional de Cine de Santo Domingo 2016. En junio, se proyectará en el Dominican Film Festival, de Nueva York.

El amor por el cine, ¿herencia de su abuela?

De niña, Tatiana jugueteaba por la sala del Cine Carmelita, en San Francisco de Macorís, que era propiedad de su abuela Teresa Pichardo, el cual cerró hace 10 años. Recuerda que era un cine interesante, con butacas de madera, donde el público asistía para ver películas de acción y karate. “El hecho de que mi abuela haya tenido este cine, no determinó mi preferencia por este arte; fue por accidente que caí aquí”, afirmó la artista del lente.

Con mucha segudidad, Tatiana afirma tiene muy claro que su propósito a corto y mediano plazo es seguir contando historias con recursos audiovisuales, y seguir haciendo trabajos fotográficos para agencias internacionales de noticias.

Similitud de esta historia con la película The Help (Criadas y señoras)

A esta pregunta, Tatiana responde que el contexto social es similar, Nana se diferencia porque cuenta la realidad dominicana. “Yo me enfoqué más el vínculo afectivo que les une a los niños que cuidan.

“Aunque ambas historias se desarrollan en los siglos XX y XIX, siento que falta mucho para que estas mujeres dignas de admiración sean revalorizadas en su justa dimensión”.

Finaliza la entrevista diciendo que en la cadena de cuidados se pueden realizar  muchos estudios académicos y profesionales. “Siempre habrá alguien que cuide a otras personas, por eso, entiendo que lo importante es cumplir esta labor con amor”.

Autorretrato

Hace dos años, Tatiana Fernández Geara hizo una exposición con Fotoimagen, que denominó “Autorretrato”.  “En esta serie ´No soy la que soy´, yo tomo ropa e identidades prestadas de otras mujeres y poso como ellas para un autorretrato. Poca gente sabía que yo estaba vestida como algún personaje de cada una de las historias que aparecen en la exposición”.

En cartelera

Del 26 de mayo al 1 de junio, “Nana” será proyectada en Cinema Centro Cibao, y Bella Terra Mall, de Santiago de los Caballeros .  

En Santo Domingo, continúa en las salas de Fine Arts Novo-Centro.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo