La serigrafía cambia la vida a jóvenes con espíritu emprendedor

Un oficio gráfico. En los últimos años la serigrafía ha sufrido una profunda transformación con la llegada e implantación de la impresión digital a la mayoría de talleresEn detalle:

La serigrafía cambia la vida a jóvenes con espíritu emprendedor

¿Alguna vez escuchaste hablar de la serigrafía? Loida Franchesca Francisco y Cricia Pérez Altagracia, por ejemplo, no sabían de qué se trataba hasta su llegada al Instituto Nacional de Formación Técnico Profesionales (Infotep). Loida, a diferencia de Cricia, en una o dos ocasiones había escuchado hablar de serigrafía en la Iglesia en la que se consagra. “Yo tenía una noción, porque en mi iglesia siempre se ha hecho camisetas para un congreso que se realiza todos los años. Entonces fue cuando escuché por primera vez la palabra ‘serigrafía’. Me interesé por esta técnica”, dijo Loida. “Llegué a un punto en que busqué en Internet para saber más, pero en realidad no sabía qué era la serigrafía, hasta hoy”.

Loida recorre unos 24.8 kilómetros desde San Cristóbal a la capital de lunes a viernes, sin sumar la ida, que entonces sería 49.6 kilómetros de distancia. Pero para ella es como ir a una esquina de su casa. Por su superación estaría dispuesta a cruzar el mar si fuera necesario. “Yo no pensé que sería tan difícil. Pero todo es un esfuerzo en la vida y aunque en ocasiones queremos abandonar los estudios, por las dificultades que afrontamos, debemos superarnos”, explica la serígrafa Loida Francisco.

Sus objetivos son claros: terminar el curso de serigrafía para insertarse en el ámbito laboral y crear su propia empresa para ayudar a su familia. Ese es su sueño.

Emprendurismo

“Nunca pensé que este curso podría abrirme la mente para hacer muchas cosas en el ámbito laboral”, comentó. “Crear mi propio negocio para hacer camisetas personalizadas, entre otras actividades. Como  estudio fotografía, puedo unir estas dos artes, aunque no tenga la misma perspectiva. Con ambas puedo hacer una mezcla divertida”.

Pero lo que nunca supo Loida es que para aprender esta técnica tendría que hacer una división de colores manualmente llamada cuatricromía, la cual consiste en la descomposición de los colores en cuatro: cian magenta, amarillo y negro, consiguiendo así un amplio espectro de tonos. Estos colores son sustractivos y la unión de cada uno de ellos hace una imagen. Es un proceso riguroso, señaló.

Un sacrificio que valdrá la pena

“Al principio pensé que era muy fácil, pero no lo es. Cuando estás en el taller la realidad es otra. Cuando el profesor explica una práctica, luego, al realizarla, nos quedamos en shock y nos frustramos. Pero no es motivo para no seguir, las repetimos hasta que nos salga bien”, puntualizó.

Algo semejante ocurre con Criscia, compañera de Loida y quien también sueña con crear su propia empresa de serigrafía. Pero este sueño le surgió una vez que escuchó el término de serigrafía en las aulas de Infotep. “He aprendido mucho. Es una arte hermoso, pero una vez que conoces la cuatricromía, te das cuenta de que es un mundo maravilloso, un mundo en el cual sientes que haces algo con amor”, dijo.

Para ella, lo más difícil ha sido aplicar la emulsión en el marco. “Si no tiene una buena aplicación, a la hora del revelado la imagen se daña. Fue algo que me ocurrió”, explica Criscia, quien también estudia Ingeniería Industrial en la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Señaló que este arte ha cambiado su vida. “Quiero trabajar en serigrafía porque me encanta el arte del estampado”, dijo.

Luis Antonio García Suero, otro joven que compartió sus experiencias con MetroRD, dijo que el motivo de estudiar serigrafía fue para ampliar sus oportunidades de empleo. Sin embargo, comparte el mismo sueño de sus compañeros de crear su propia empresa. “Tengo pensado emprender un pequeño taller de serigrafía en San Cristóbal porque no hay muchos y los que hay son de personas empíricas”, aseguró.

Cambio en la serigrafía

En los últimos años, esta técnica ha sufrido una profunda transformación con la llegada e implantación de la impresión digital en la mayoría de talleres. Los avances han desplazado a la impresión digital muchas de las aplicaciones que hasta hace poco sólo podían hacerse por serigrafía. Sin embargo, este sigue siendo un campo de muy amplia demanda para trabajos de marca y promoción.

Estos jóvenes saldrán sabiendo las técnicas de dibujo, pintado, secado y el manejo de los hornos de plancha y el pulpo.

“La serigrafía es un arte, un oficio que es requerido por muchos empresarios”

En detalle:

Ramón Liriano Heredia. Facilitador de Infotep del Taller de Arte Gráfica  

Ramón Liriano Heredia. Facilitador de Infotep del Taller de Arte Gráfica
 

Carlos J. Basora

Foto:

Qué es la serigrafía?

Es un arte milenario, que se utiliza hoy en día como medio de impresión en diversos materiales planos.

¿Es fácil de aprender?

Nada es fácil de aprender en esta vida. A todo hay que ponerle empeño, sacrificio y mucho entusiasmo. Eso es sumamente importante.

¿En qué tiempo se aprende?

Se requiere de años porque la serigrafía ha cambiado y va cambiando. Puede ser un año, dos y seis meses; todo dependiendo de que la persona se entregue en cuerpo y alma o no a este sistema de impresión.

¿Qué se necesita para su aplicación?

Primero, es un marco con una malla tensada; se usa una tinta especial y con una regleta o esquillis se utiliza para ser plasmar la imagen en el T-shert.

¿Su modo de empleo?

Es de forma directa y bastante versátil dentro de lo que es este sistema de impresión. Con una goma especial de esquillis y una malla especial es suficiente para imprimir.

¿Y el proceso?

Se requiere de varios métodos por lo cual se puede realizar una impresión. Normalmente, con emulsión, con un sistema de películas celulósicas y hasta con papel. Pero esto puede variar. Cada uno es un proceso bastante extenso.

¿La preparación?

Saber en qué material tú vas a imprimir. Cada material que se vaya a imprimir tiene su estilo y su forma de hacerlo.

¿Cuántos recursos se necesitan para iniciar una pequeña empresa?

En cuanto los recursos, puedes comenzar con poca inversión o con mucha. Esto va depender de cómo se quiera preparar el taller. Si eres una persona que tiene pocos recursos,  incluso puedes iniciar de 15 a 20 mil pesos, y algo más.

¿Qué cambios ha logrado la serigrafía hasta hoy en día?

Muchísimos. Desde la parte mecánica-manual hasta la automatización de los equipos. Hoy en día está en la vanguardia la combinación de bordado con serigrafía, el bordado con la sublimación. La serigrafía ha alcanzado un auge tremendo hoy en día.

¿Se puede seguir trabajando la serigrafía manual?

Esa es una de las ventajas que tiene este sistema de impresión. Porque va dirigido a diferentes empresarios, macro y microempresarios. Todo dependerá del capital que tenga la persona.

Vienen jóvenes de diferentes clases sociales ¿Cómo ha lidiado con esa situación?

En mi caso uso una técnica de manejo propio, de manera personalizada, según el tipo de persona. Según la necesidad de esa persona, pues uno está con una técnica arriba de ellos para que puedan avanzar, puedan lograr su objetivo al final.

¿Qué espera de ellos?

Que ellos puedan destacarse, emprender su propio negocio o insertarse en un puesto de trabajo, para que puedan vivir de eso.

¿Qué consejo les daría a esos jóvenes?

Mantenerse indagando: mantenerse con la disciplina que han aprendido en el Infotep y tener una mente futurista, de desarrollo, y ante todo ser responsables con todo.

Y aquellos que no tengan un oficio determinado pueden venir al Infotep en lo que respecta al taller de Artes Gráficas.  Esto es un arte, esto es un oficio que es requerido por muchos empresarios. Siempre se está buscando una vacante para la serigrafía.

Loading...
Revisa el siguiente artículo