Grandes actuaciones: Estos son los "piscinazos" más burdos del fútbol

Grandes actuaciones: Estos son los

A lo largo de la historia del fútbol siempre han existido jugadores que tratan de sacar ventaja como sea, aunque sus maneras no sean del todo legales.

Gracias a ellos conocemos los “piscinazos”, como se le llama a la acción en la que un futbolista apenas siente contacto del rival, se deja caer para obtener una ventaja para su equipo.

Este fin de semana en la Liga de Suecia, se produjo uno de los peores “piscinazos” en la historia de esta disciplina.

Resulta que durante un partido entre el Norkopping y el AIK, el jugador Andreas Johansson se tiró al suelo de una manera tan burda que, Mohamed Bangura, quien supuestamente cometió la falta, optó por reírse de la actuación de su rival, la cual ni siquiera fue digna de una tarjeta de amonestación del árbitro.

Vean ustedes mismos las imágenes:

Sin embargo, este no es el único “piscinazo” burdo que hemos visto en los últimos años: aquí recordamos algunos otros que aún siguen en la memoria de los hinchas.

En mayo de 2015, cuando Ronaldinho militaba en el Querétaro de la Liga Mexicana, marcó un gol en el triunfo de su equipo ante el Morelia, pero lo más recordado de aquél partido es este “piscinazo”, por el que fue amonestado.

En 2013, Juventus y Real Madrid se enfrentaron en Champions League y la nota del duelo la dio Arturo Vidal. El chileno entraba al área merengue, cuando se “tropezó” con el césped del Santiago Bernabéu y cayó pidiendo falta. Por supuesto no se la concedieron y varios medios calificaron esta acción como “grotesca” y “ridícula”.

Neymar es uno de los jugadores que mayor fama de “piscinero” tiene. Una de sus polémicas más grandes por fingir faltas, la vivió en 2013 en un partido entre el Barcelona y el Valladolid, en el que se tiró dos “clavados” dentro del área para ver si conseguía algún penal, y aunque no le fueron concedidos, tampoco recibió castigo del árbitro por su actitud.

En 2010, Inter de Milán y Barcelona jugaron la semifinal de la Champions League y Sergio Busquets causó gran polémica al fingir descaradamente una falta que causó la expulsión de Thiago Motta. A final de cuentas, las cámaras lo dejaron en evidencia y el Inter pasó a la final del torneo europeo.
 

Pepe es uno de los defensas más duros con los delanteros, pero tampoco se salvó de aventarse un “clavado” en pleno partido. Fue en la temporada 2013 en un clásico entre Real Madrid y Barcelona. El portugués simuló una falta cometida por Cesc Fábregas, tirándose al suelo y tocándose el rostro cuando el mediocampista español ni siquiera lo tocó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo