Serie Mundial de béisbol: La guía perfecta para “dummies”

Comienza el Clásico de Otoño entre Royals y Mets.

Por JEMIMA LORELEI SEBASTIÁN
Serie Mundial de béisbol: La guía perfecta para “dummies”


CréditoCrédito

Este 27 de octubre comienza la Serie Mundial 2015, un evento deportivo del que todo mundo habla en estos días. La temporada de béisbol en las Grandes Ligas (MLB), comienza en el mes de abril, pero es durante el “Clásico de Otoño” que los ojos de los aficionados de todo el mundo se posan sobre los parques estadounidenses.

Pero no se preocupen si ustedes no son expertos en béisbol. A continuación, les presentamos una guía para “dummies” en la cual podrán conocer lo básico sobre este deporte y la Serie Mundial, y así, no se quedarán fuera de ninguna conversación sobre el “Clásico de Otoño”.

¿Qué es la Serie Mundial?

Es la última serie que se disputa en la temporada de las Grandes Ligas y la que define al campeón absoluto de la temporada. 

Aunque para entender mejor este concepto, primero debemos explicar cómo se juega la Major League Baseball (MLB). Esta liga (conformada por 30 equipos) está dividida en otras dos ligas, la Nacional y la Americana, que a su vez, se componen por tres divisiones: Este, Centro y Oeste. La temporada regular se juega a 162 partidos de abril a septiembre, y califican a playoffs cuatro equipos por liga (los tres campeones de cada división y uno que accede por wild card, una forma de repechaje entre los dos mejores segundos lugares).

Con los cuatro equipos clasificados por Liga, se juegan dos Series Divisionales (son como semifinales de cada Liga), y los vencedores de estas series se enfrentan en la Serie de Campeonato que define al monarca de la Liga Nacional y al de la Liga Americana, y son estos campeones, los que se ganan el derecho a jugar la Serie Mundial.

¿Quienes jugarán la Serie Mundial este año?

Para la edición 2015, los invitados son los Royals de Kansas City y los Mets de Nueva York.

Los Royals se ganaron el derecho a participar en la Serie Mundial al coronarse campeones de la Liga Americana, tras vencer a los Blue Jays de Toronto en la Serie de Campeonato. Esta será su segunda Serie Mundial consecutiva, pues el año pasado también la disputaron, aunque perdieron ante los Gigantes de San Francisco.

Por la Liga Nacional, le toca participar a los Mets que se coronaron campeones tras barrer, en la Serie de Campeonato, a los Cubs de Chicago en cuatro juegos. Esta será su primera Serie Mundial en 15 años.

¿Cómo se juega?

La Serie Mundial se juega a siete partidos, con un formato 2-3-2. Es decir, un equipo recibe los dos primeros juegos, su rival los siguientes tres, y se regresa a la primera sede para los últimos dos encuentros. 

Cada partido lo gana el equipo que anote más carreras en 9 entradas, y la primera de las dos novenas que gane cuatro partidos, se queda con el título.

¿Cómo se define al local?

En la Serie Mundial, el equipo que es local es aquel que recibe los primeros y últimos dos juegos de la serie, y hasta la década de los 2000, la localía era dada de manera alterna: un año el equipo de la Liga Nacional y el siguiente, el de la Americana.

En 2002 se decidió que la Liga que ganara el Juego de las Estrellas (que enfrenta a los mejores peloteros de la Liga Nacional contra los mejores de la Liga Americana), iba a tener la localía en la Serie Mundial. 

Este 2015, la Liga Americana ganó el Juego de las Estrellas por lo que sus representantes, los Royals de Kansas City, obtuvieron la localía para la Serie Mundial.

¿Por qué le dicen “Clásico de Otoño”?

A la Serie Mundial se le llama también “Clásico de Otoño”. De hecho, en los anuncios oficiales, estadios y uniforme de los peloteros, aparece la leyenda “Fall Classic”. Este nombre lo recibió porque se disputa durante el mes de octubre y a veces, llega a los primeros días de noviembre, justo a la mitad del otoño en el hemisferio Norte.

¿Cuáles son las reglas básicas del béisbol?

Es un deporte muy complejo, y para entenderlo al cien por ciento se requiere ver muchos partidos y muchos años, pero hay cosas que son fáciles de digerir para los que no son expertos en la “pelota caliente”.

Un juego se disputa a nueve entradas. Cada entrada se divide en dos partes: alta y baja. En la parte alta, va a batear el equipo visitante, mientras que en la baja, le toca batear al equipo local.

Cada bateador tiene el objetivo de golpear la pelota, lanzada por el pitcher, lo más lejos posible para que pueda correr hacia las bases (hay 3). 

El lanzador tiene oportunidad de lanzar cuatro bolas erróneas (entonces el bateador va a primera base en lo llamado “base por bola”). El bateador, por su parte, tiene tres intentos para batear, de lo contrario recibe un “out” y pierde su oportunidad. A los 3 outs, termina el turno y le toca batear al siguiente equipo.

No hay tiempo límite para que el juego termine, pues esto depende de cuánto dure cada entrada. Al llegar a la novena, se acaba el juego, pero si hay empate, se juega otra entrada y otra, y otra, hasta que haya un vencedor.

Por ciertos, los jueces del béisbol no se llaman “árbitros”, sino “umpires”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo