¡Sí se cumplen! Conozcan las 7 maldiciones más famosas del fútbol

¡Sí se cumplen! Conozcan las 7 maldiciones más famosas del fútbol


Crédito

Ahora que está cerca Halloween, en todo mundo se habla de monstruos, demonios, brujas, maldiciones y apariciones y el fútbol no está exento de ello.

A lo largo de la historia de este deporte, varios relatos paranormales han sido escritos o transmitidos mediante la tradición oral, y respaldados por datos y por hechos que sí ocurren, más de uno ha creído que la “brujería” sí existe y sí funciona sobre las canchas.

A continuación, recordemos las maldiciones más famosas en la historia del fútbol.

» La maldición de Bela Guttman

En mayo de 2012, Benfica estuvo cerca de coronarse campeón de la Europa League, pero cayó ante Chelsea. Entonces, los aficionados del equipo portugués recordaron la maldición de Bela Guttman, en la que decretó que las “Águilas” no ganarían ninguna Copa Europea en cien años.

Pero, ¿Quién fue Bela Guttman? Fue un entrenador húngaro que le dio al Benfica las Copas Europeas de 1961 y 1962. A pesar de estos logros, en 1962 el timonel salió del equipo portugués y se despidió con una frase que se convertiría en una de las más recordadas en el mundo del fútbol: “Nunca, ni en cien años, el Benfica volverá a ganar un título en Europa”.

Y así ha ocurrido, pues desde 1963, año en que las “Águilas” cayeron en la final de la Copa Europea ante el AC Milán, perdieron las finales de este torneo ante Inter (1965), Manchester United (1968), PSV Eindhoven (1988), Milan (1990); la Copa UEFA de 1983 ante el Anderletch de Bélgica y la final de la Europa League en 2012 ante Chelsea.

De acuerdo con Guttman, la maldición del Benfica se terminará hasta el año 2062.

» ¿Está “maldito” el Balón de Oro?

Ningún futbolista que gana el Balón de Oro el año previo al Mundial, ha podido coronarse con su selección en dicho torneo. Este es el caso de varias figuras históricas que a pesar de vivir un gran momento futbolístico, no lograron coronar su éxito con el trofeo de la Copa del Mundo.

La lista es extensa, pero los casos más recordados son los siguientes:

» El “asesino del gol”

La leyenda urbana más famosa en la actualidad dice que si el jugador galés del Arsenal, Aaron Ramsey, anota un gol, un personaje famoso muere después de esto.

¿Creemos este dicho? Las pruebas hablan por sí solas: después de su primer tanto como profesional, murió Osama Bin Laden. Tras su segunda anotación, a los tres días se fue Steve Jobbs.

También “mató” con sus goles al dictador libio Muamar Khadafi tras un gol en Champions League ante el Marsella, y a la cantante Whitney Houston después de marcarle al Sunderland por la Premier League.

Sus últimas víctimas fueron el actor Paul Walker, quien murió después de que Ramsey anotara un doblete y Günter Grass y Eduardo Galeano, que fallecieron en abril de 2015, luego de un tanto de Ramsey ante el Burnley.

» La “Orejona” no se toca

Si algo tienen prohibido los jugadores que disputarán la final de la Champions League, es tocar el trofeo al momento de salir a la cancha. Tres casos en estos años han comprobado que el que toca la “Orejona“, pierde.

Primero fue Ludovic Giuly, jugador del Mónaco, quien tocó el trofeo previo a la final de 2004 ante el Porto que dirigía entonces José Mourinho. Los franceses cayeron 3-0 ante los “Dragones”.

Tambien lo hizo Genaro Gatusso, en la final de 2005 entre Milán y Liverpool en Estambul. Los “Rossoneris” se fueron al descanso con una ventaja de 3-0, pero los “Reds” tuvieron un regreso milagroso y forzaron a una definición vía penales en la que ellos se quedaron con la “Orejona”.

El último en darle mayor credibilidad a esta maldición fue el defensa ucraniano de Bayern Munich, Anatoliy Timoshchuk, quien al momento de salir a la cancha, tocó el trofeo previo a la final de 2012 ante Chelsea. Contra todo pronóstico, fueron los “Blues” quienes se coronaron en el mismísimo Allianz Arena.

» La “maldición” del tercer lugar

Esta consiste en que el equipo que gana el tercer lugar en una Copa del Mundo (siempre y cuando sea europeo), no asiste a la siguiente Eurocopa. La primera víctima de esta maldición fue Polonia en 1982 y han sufrido por ella equipos como Francia, Italia, Suecia, Croacia y Turquía.

La última víctima de esta maldición fue Holanda, que logró el tercer lugar en Brasil 2014, pero que no clasificó ni siquiera al repechaje rumbo a Francia 2016. La única selección que se salvó de ser parte de esta supertistición fue Alemania. “Die Mannschaft” fue tercer lugar en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, pero estuvo en las Euro de Austria-Suiza 2008 y Ucrania- Polonia 2012.

»¿Quilmes fue embrujado?

El futbol argentino no está exento de estas creencias y prácticas. Una de las más conocidas es la supuesta maldición que aquejó a Quilmes. Según la historia, una bruja llamada Dora, no recibió el pago de los dirigentes del equipo por un trabajo con el que vencieron a Gimnasia en 1991, por lo que los maldijo por 13 años. En ese tiempo el equipo perdió finales, partidos decisivos e incluso descendió. Los directivos, cansados de la “mala suerte” decidieron saldar la deuda pero al buscar a la bruja Dora descubrieron que había muerto.

Entonces, un hincha de Quilmes, cansado de esta situación, acudió a la tumba de la bruja y le prometió que si tenía una hija, la llamaría “Dora” en su honor, para que las cuentas quedaran saldadas. Así ocurrió, este hincha tuvo a su hija, la llamó Dora y Quilmes volvió a primera división.

» La Virgen de Jujuy no ha perdonado a Argentina

Se cuenta que antes de jugar el Mundial de 1986, Carlos Bilardo acudió a ver a la Virgen de Jujuy y le prometió que si se coronaban campeones en México, los integrantes de la “Albiceleste” le rendirían tributo. A final de cuentas, Argentina levantó la Copa pero nunca volvieron a agradecerle a la Virgen.

Desde ese momento, Argentina no la logrado coronarse en un Mundial. En 1994, 1998 y 2002 ni siquiera accedieron a la segunda fase, mientras que en 2006 y 2010 fueron frenados por Alemania en cuartos de final, pero aún hay más: en 1990 y 2014 jugaron la final de la Copa del Mundo, pero nuevamente, “Die Mannschaft” fue su verdugo y los dejó sin oportunidad de ganar otro título.

Loading...
Revisa el siguiente artículo