La pelota del penal perdido por Messi alcanza millonario precio

El balón quedó en manos de un hincha chileno y ya le están ofreciendo 60 mil dólares.

La pelota del penal perdido por Messi alcanza millonario precio

Lionel Messi seguramente no olvidará jamás el penal que falló en la final de la Copa América Centenario. Al astro argentino le tocó la misión de patear el primer tiro de Argentina y podía dejar a su selección en ventaja ante Chile, luego que Sergio Romero atajara el remate de Arturo Vidal. Pero el trasandino falló y envió su penal por sobre el horizontal.

Una triste historia que marcó su carrera y que lo llevó a renunciar de la selección, luego de sumar su cuarta final perdida de forma consecutiva. Una triste historia que tuvo el sello de la moneda en las tribunas con el hincha chileno que tomó el balón del penal perdido. 

Además de la alegría por el triunfo de su selección en la final, Pedro Vásquez, oriundo de la ciudad chilena de Antofagasta, pudo rescatar el balón que Lionel Messi envió hasta las gradas y que fue clave para que Chile termine celebrando el campeonato. 

Una reliquia que aseguró que no vendería y que sólo la quería para entregárselo a uno de sus nietos. “No  voy a poner la pelota en venta, aunque cueste millones. Sólo quiero que me la fotografíen los jugadores de la selección para regalársela a un nieto, quien es fanático de la Roja”, dijo Vásquez al portal Emol tras la final ganada por Chile. 

Sin embargo, a casi una semana del partido entre la Roja y Argentina, Vásquez cambió de opinión y ahora se abrió a la posibilidad de vender el balón del penal perdido por Lionel Messi. Es que ya hay coleccionistas que ya están ofreciendo 60 mil dólares por la reliquia que capturó en el MetLife Stadium, pero esperará hasta que la cifra pueda alcanzar los 100 mil dólares para deshacerse de la pelota. 

“Un periodista de Radio me dijo que había un coleccionista de fútbol que estaba ofreciendo 60 mil dólares en un portal de internet”, dijo Pedro Vásquez en entrevista con El Mercurio de Antofagasta.

Al principio no quería venderlo, pero pienso que si la pelota llegase a tomar un mayor valor, no podría tenerla en mi casa, sería un riesgo y si podría venderla. Pero todo dependerá de la oferta y las circunstancias. Al principio no quería venderlo, pero pienso que la historia va a quedar ahí. Yo fui el que recibió el penal que perdió Messi, por lo que el balón pasaría a un segundo plano”, concluyó el afortunado hincha. 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo