Claves de la victoria de los Cachorros en la Serie Mundial

Los Cachorros de Chicago se coronaron campeones de la Serie Mundial al derrotar a los Indios de Cleveland acabando con un letargo de 108 años sin ganar. Metro te muestra los puntos fuertes en este histórico éxito en el Clásico de Otoño

Claves de la victoria de los Cachorros en la Serie Mundial

Theo Epstein el exorcista de las maldiciones

Luego de acabar la “Maldición del Bambino” con los Medias Rojas, al ser el arquitecto del equipo que ganó la Serie Mundial en el año 2004, tras 86 temporadas sin saborear el néctar de la victoria y luego de llevar a Boston a dos coronas, Epstein llegó a Chicago en el 2011, iniciando un proyecto que en cinco campaña acabó con la “Maldición de la Cabra”, que mantuvo a los Cachorros por 108 años sin un título de campeón, el cual lograron este miércoles, agrandando el legado de este histórico ejecutivo en las Grandes Ligas.

Aroldis Chapman el factor del triunfo

A pesar de que tuvo una caída en el último partido, que quizás le costó no ser elegido Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, Chapman fue el factor clave para que los Cachorros avanzaran hasta el cetro de campeones. El dominio que le brindó a su dirigente fue vital, lanzando en ocasiones más de una entrada. El cerrador cubano lanzó 7.2 entradas de cinco hits y tres carreras con 3.52 en porcentaje de carreras limpias, antes del partido del miércoles en el que le anotaron dos carreras, su efectividad era de 1.42.

Jake Arrieta fue el domador de Indios

El ganador del premio Cy Young la pasada temporada, demostró que no hay escenario que lo intimide en las Grandes Ligas. El derecho de los Cachorros obtuvo dos importantes victorias en la Serie Mundial, ambas en casa de los Indios. Lanzó el segundo juego del Clásico de Otoño, dándole el triunfo a Chicago luego de que cayeran en el primer partido y abrió el sexto encuentro logrando dominar desde el montículo para que su equipo se recuperara en forma exitosa de un déficit 3-1 y empatara la final, que luego ganarían en un séptimo y decisivo encuentro.

Ben Zobrist el Jugador Más Valioso en la SM

Luego de participar en las Series Mundiales del 2008 con los Rays de Tampa y en la del año pasado en la cual se coronó con los Relaes de Kansas City, Zobrist demostró que cuenta con la experiencia necesaria para guiar a sus jóvenes compañeros, respondiendo en los momentos de presión, conectando los batazos claves. Bateó de 28- 10 (.357) con dos dobles, cinco anotadas y dos remolcadas, una de ellas la de la victoria en el partido que le brindó la corona a los Cachorros, labor que le valió para ser elegido MVP de la Serie Mundial.

Maddon cosecha el fruto de su confianza

Considerado el mejor dirigente de las Grandes Ligas, Joe Maddon consiguió su primer título de campeón al frente de Cachorros, luego de fracasar con los Rays de Tampa en la Serie Mundial del año 2008. Para lograr su objetivo, Maddon logró acoplar a este grupo de jugadores, donde la juventud predomina y le mostró la confianza necesaria para que salieran a hacer su trabajo, a dar lo mejor de sí mismos, sin temor a cometer errores, decisión por la cual hoy celebra sus frutos.

La juventud responde por todo lo alto

Kris Bryant, Kyle Schwarber, Addison Russell, Willson Contreras y Javier Báez, todos con menos de 25 años de edad, respondieron en el momento preciso, mostrando la casta de jugadores de cartel que posee cada uno, incluso levantándose tras cometer errores que podrían derrumbarlos de haber permitido que estos les afectaran más de los necesario. Esta actitud los llevó hasta la corona en las Grandes Ligas.

Jon Lester un gigante en la Serie mundial

El zurdo de los Cachorros volvió a demostrar que es una leyenda en el montículo en la postemporada y sobre todo en la Serie Mundial. Lester, dueño de tres anillos de campeón (dos con los Medias Rojas), fue una carta de triunfo en esta etapa de la temporada. Cuando subió al montículo, Chicago tuvo marca de 5-1, incluido una salida como relevista en el último juego de la final ante los Indios. En el clásico recién finalizado tuvo récord de 1-1 y en su carrera tiene marca de 4-1 con 1.77 en seis partidos, números que lo colocan entre los grandes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo