Hanley con otra oportunida de responder a las expectativas

Meta. Mantenerse saludable será clave para que Ramírez pueda producir para los Medias Rojas.

Por Hanly Ramírez

Dentro de las cualidades que adornan el juego de Hanley Ramírez está su capacidad de poder enviar la pelota muy lejos del plato cuando la golpea, lo que lo hace un bateador productivo y con características de un hombre del medio de cualquier alineación de liga mayor, pero para que el toletero dominicano pueda aplicar esto en el terreno, la salud debe ser su mejor aliada.

El arsenal con el que cuenta Ramírez ha hecho que el nuevo dirigente de los Medias Rojas de Boston, el puertorriqueño Alex Cora, lo sitúe como su tercer hombre en el orden al bate para la temporada de Grandes Ligas, una responsabilidad para la cual necesita estar en plenitud de condiciones.

Cuando ha estado saludable, Ramírez ha demostrado que puede hacer daño con el madero sin importar quién sea el rival que tenga de frente, como lo hizo en la temporada del 2016, cuando conectó 30 jonrones y remolcó 111 carreras en 147 partidos. Esta situación cambia drásticamente cuando las lesiones lo atacan, como se evidenció en el 2017, cuando tuvo que jugar con una molestia en el hombro izquierdo, que lo llevó a tener una merma, tanto en su poder con el bate, como en su producción total, disparando 23 cuadrangulares y empujando apenas 62 carreras.

El descalabro de Ramírez en cuanto a su poder de conectar jonrones, no evitó que los Medias Rojas avanzaran a la postemporada, pero con 168 vuelacercas, el equipo quedó en el lugar 27 entre las 30 organizaciones de MLB, a nivel colectivo en este departamento, razón por la cual la gerencia sumó a cañonero J.D. Martínez, quien disparó 45 jonrones el año pasado, en la agencia libre, con la intención de agregar más poder en ataque, ante la amenaza de uno Yankees de New York, que cuentan en sus filas con Giancarlo Stanton y Aaron Judge, quienes pegaron 59 y 52 palos de vuelta completa respectivamente.

Con la llegada de Martínez, Hanley está previsto para desempeñarse como inicialista y bateador designado y tras someterse a una cirugía en el hombro que lo atormentó la pasada temporada, Ramírez se ha mostrado optimista sobre lo que espera hacer en el diamante de Grandes Ligas, si se mantiene saludable.

“Sé que puedo batear. Puedo conseguir 100 carreras remolcadas y 30 cuadrangulares si estoy sano. Eso es por lo que estamos trabajando para esta temporada baja. Haré mucho daño en el plato”, dijo Ramírez.

Hanley juega en  equipos con posibilidades de avanzar a la postemporada y con un nuevo dirigente en Cora, el objetivo de Ramírez está más que claro, “sólo quiero ganar”, meta que esta nueva campaña, le brinda la oportunidad de alcanzar, manteniéndose unida a su amiga, la salud.

Loading...
Revisa el siguiente artículo