Lionel Messi: “Mi familia me hace olvidar todo”

Astro argentino. El futbolista habla de su familia, de su vida presente y de lo que vendrá

Por Agencias

Leo Messi observa el futuro con ojos tranquilos. Su familia le hizo cambiar las valoraciones en su carrera deportiva y hoy en día “con mis hijos, todo lo demás es secundario”. El crack argentino, en una entrevista concedida a América TV, repasó, más allá de su ambición ante el Mundial de Rusia, esa nueva visión de la vida, el sufrimiento que le atosiga ante la inseguridad que se vive en su país y, también, su vida en Barcelona… Que pudo haber acabado de pronto cuando era aún muy joven.

De lo vivido desde que llegó a Barcelona, siendo un niño, el crack demostró mantener vivo el recuerdo y, también, su decisión de ser quien es en el Camp Nou. En ese sentido descubrió que estuvo cerca de abandonar España y regresar a Argentina con su familia.

“No me costó vivir en Barcelona”, afirmó Messi, dejando patente que las cosas pudieron darse de manera muy diferente de no haber antepuesto su innegociable ambición por triunfar y la compañía de su padre.

“El hecho de venir no me costó tanto”, recordó, mostrando entonces aquel capítulo. “Mis hermanos eran mayores y tenían su vida en Argentina para volver. Mi hermana se volvió con mi madre porque no se adaptaba. Me quedé solo con mi padre y me dijo ¿qué hacemos? ¿Volvemos? No, yo me quiero quedar; estoy convencido le dije… Veía que la posibilidad era real”, descubrió.

Su presente acomodado al éxito no provoca que el astro argentino olvide todas sus vivencias. Así rememoró en la entrevista que de pequeño “me inyectaba yo solo las hormonas (de crecimiento), una vez cada noche, desde los 11 años, más o menos. Al principio lo hacían mis padres y luego aprendí. Era como un lápiz pequeño que no me dolía y lo hacía normalmente” relató.

PRESENTE FELIZ

“Mi familia me hace olvidar de todo” explicó el ‘10’ sentenciando que le ayuda a “mantenerme al margen de lo deportivo. No me gusta perder y no me gusta empatar, eso es obvio, pero me lo tomó de otra manera. La llegada de mi primer hijo me hizo cambiar para que no me centrase solo en mi profesión y ahora veo que hay cosas más importantes que un partido. Todos queremos ganar y ser campeones pero a veces no se puede. El fútbol está lleno de sorpresas y nunca gana el mejor. Aprendí a convivir con eso”, convino.

Ese puede considerarse el presente de Messi, el que le tiene en el foco y le obliga a sobrellevar la fama que le rodea. “Aprendí a vivir de esta manera y me lo tomo con naturalidad; me gusta ser natural y no pensar todo el tiempo en qué haces porque de lo contrario me volvería loco”, resolvió, descubriendo que todo lo que le rodea y ocurre “nunca lo hablé con un profesional… Lo que me pasa lo hablo con mi familia, con mi mujer, mi padre y mi madre. Solo son ellos los que lo saben todo”.

Es, por ello, que cuida tanto las formas como las palabras. “Cuando hablo puede repercutir en muchos sitios, se puede interpretar de muchas maneras y por eso intento tener cuidado y no meterme en líos… No me gusta generar confusiones”, enfatizó en la entrevista

FUTURO

Pasado, presente y futuro centrado tanto en el Barça como en Argentina, Leo reconoció no pensar en su retirada ni en qué ocurrirá entonces: “No me lo imagino, no lo sé… Todos dicen que es muy difícil y debe serlo” admitió sin rodeos, afirmando desconocer qué vendrá entonces: “No sé donde viviremos, donde vamos a estar. O aquí en Barcelona o en Rosario aunque ya se empieza a pensar porque me gustaría vivir todo lo que hoy no puedo hacer por la profesión y el día a día”.

Sin embargo, en esa clave de futuro, le duele cómo está Argentina y de manera simple lo explicó en la entrevista. “Sufro, me da lástima ver cómo está Argentina; el país, la inseguridad” resolvió Messi, quien explicó que “miro el día de mañana poder volver a Rosario y disfrutar como no lo pude hacer de pequeño, que me vine para aquí… Y me preocupa que te maten por un reloj. No poder salir a caminar, porque te pueden robar y mucho más” lamentó el crack.

“Me gustaría ver que se puede vivir con tranquilidad y que los niños estén en la calle. Yo salía y no volvía hasta las 9 de la noche. Es difícil volver a eso, pero se debería”, resolvió un Messi para quien su profesión ya entró en una dimensión diferente. “El fútbol es lo más importante entre las cosas menos importantes”, dijo un día Valdano. Para Leo esa sentencia es ya real. A pesar de todo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo