Lesiones variaron el camino de equipos de Towns y Horford

Playoffs. Las bajas por lesión afectaron el desempeño de Celtics y Timberwolves de cara a la postemporada NBA

Por Hanly Ramírez

Los equipos de los dominicanos Al Horford y Karl-Anthony Towns lograron avanzar hasta los playoffs de la NBA, el primero por la Conferencia del Este y el otro por la del Oeste, pero la realidad es que sus aspiraciones de llegar a esta etapa fueron duramente golpeadas por las lesiones.

Celtics, un paso en falso y una dolorosa baja

Los Celtics de Boston comenzaron a recibir golpes desde el mismo primer juego de la temporada, cuando enfrentando a los Cavaliers de Cleveland y perdieron a quien habia sido su principal contratación en el mercado de la agencia libre, el alero Gordon Hayward, quien a los cinco minutos de haber iniciado el encuentro se dislocó el tobillo y fracturó la tibia, lo que decretó su salida por el resto del calendario.

Towns y Horford Sin Butler, Minnesota no pudo mantenerse ganando / F.E.

Ante esta baja, los Celtics supieron mantener la compostura y otras figuras dieron el paso al frente para mantener el equipo a flote, pero si la de Hayward fue importante, la ausencia del base Kyrie Irving cambió por completo el ritmo del conjunto, quien lideraba la Conferencia Este y terminó cediendo ante la persecución de los Raptors de Toronto.

Irving, quien también llegó al equipo en un cambio desde los Cavaliers, tuvo que ser operado de la rodilla, escribiendo su nombre en el listado de bajas para lo que fue la parte final de la temporada regular y por todo los playoffs.

Aunque un segundo lugar debe ser satisfactorio para cualquier equipo en la NBA, en cuanto a clasificar a la postemporada se refiere, no hay dudas que para un quinteto que perdió a los dos jugadores que estaban llamados a liderar el juego en cancha, como Irving y Hayward, que batalló con ausencias importantes como la de Al Horford, Jaylen Brown (conmoción cerebral), Marcus Morris, Macus Smart (quien no se sabe si podrá regresar en los playoffs) y Daniel Theis (fuera también por lo que resta de competencia), de haberse mantenido saludable y completo, esta plantilla habría conseguido ese primer lugar que se les escapó (aunque esto cae en la especulación) y sus probabilidades de llegar a la final hubiesen sido mejores.

Los Celtics inician su andar en la postemporada el próximo domingo cuando reciban a los Bucks de Milwaukee, un rival ante el cual tuvieron marca de 2-2 en los cuatro enfrentamientos que disputaron en la temporada regular, duelo para el cual salen favoritos, pero que para ganar, tendrán que batallar bien a fondo.

Ausencia de Butler, un paso del cielo, al infierno

Para el 22 de febrero, los Timberwolves de Minnesota tenían marca de 35-24, dueños de la cuarta posición del Oeste y apenas a un juego de los Spurs de San Antonio por el tercer mejor record entre todos los equipos de esta conferencia, esto un día antes de que Jimmy Butler se lesionara la rodilla en un juego ante los Rockets de Houston, curiosamente el equipo que le tocará enfrentar en la primera ronda de estos playoffs.

Desde aquel 22 de febrero los Timberwolves acumularon registro de 12-11 en 23 juegos, de los cuales Jimmy Butler se perdió 17, finalizando la temporada con marca de 47-35, en el octavo lugar de la conferencia.

Los Timberwolves están en playoffs por primera vez en más de 10 años, así que no puede ser tan malo terminar como dueños del octavo y último lugar clasificatorio a la postemporada.

El asunto con esta situación es que la falta de Butler causó que Minnesota ahora tenga que enfrentar al equipo dueño del mejor record de victorias y derrotas en la campaña de la NBA y uno de los favoritos al título de campeón como son los Rockets de Houston, equipo ante el cual perdieron los cuatro partidos que jugaron en la fase regular.

De haber terminado en cuarto lugar, los de Minnesota pudieron haber enfrentado a los Jazz de Utah (2-2), al Oklahoma City Thunder (3-1) o a los  New Orleans Pelicans (4-0), lo que sin dudas le habría dado mayores posibilidades de avanzar más allá en esta parte del año, que saliendo a jugar ante Houston, en un duelo que parece imposible, pero que se definirá en la cancha.

Las lesiones no son algo que se puede predecir y hay que sobrevivir a pesar de ellas, pero que sí cambian el presente y el futuro de un equipo en cuanto a resultados.

Loading...
Revisa el siguiente artículo