Franchy sigue impresionando con sus cañonazos

Por Agencias

El novato dominicano Franchy Cordero sigue llamando la atención con sus largos y veloces cañonazos, y el lunes añadió otro impresionante bambinazo a su cuenta durante la victoria de los Padres sobre los Rockies.

Cordero la botó en la parte alta de la séptima entrada, un palazo que salió de su bate a una velocidad de 114 millas por hora y que recorrió una distancia proyectada de 456 pies, de acuerdo con Stacast™. Un poco más tarde en ese mismo acto, en el que San Diego anotó nueve carreras, demostró su velocidad conectando un sencillo al cuadro.

“Fue muy divertido”, dijo Cordero, quien batea .256 con cuatro jonrones y nueve empujadas esta campaña. “Definitivamente, disfruté ese inning viendo a todos los muchachos haciendo las cosas bien”.

“Es un jugador con unas herramientas electrizantes que pocos tienen en este juego”, dijo el manager de los Padres, Andy Green. “Puede volar, tiene poder, hace su trabajo a la defensa. Es alguien fuerte y grande que le pega muy duro a la bola”.

Cordero, de hecho, demolió dos pelotas el lunes. El láser que sacó a 114 millas no fue siquiera el batazo más duro que conectó en la jornada.

En la segunda entrada, el joven quisqueyano bateó un cohete a 116.5 mph, pero directo a Charlie Blackmon en el jardín central.

Loading...
Revisa el siguiente artículo