Se acabó la racha del Barcelona

El equipo azulgrana cayó ante el Levante, perdiendo su invicto en la Liga Española.

Por ESPN

El Barcelona solamente había perdido un partido de Liga en toda su historia en el campo del Levante. Fue en 1964 y cayó por 5-1, un resultado que llegó a verse este domingo en el marcador durante tres minutos, cuando Enis Bardhi enloqueció al Ciutat de València con esa impensable goleada.

Visto y no visto, en una segunda mitad enloquecida, se pasó del 2-1 al 5-3 en solo 19 minutos con 5 goles y el campeón, rebelado contra el desastre, buscando una salvación de su invicto… Que no llegó.

El objetivo, reconocido en la previa por Valverde, era acabar La Liga sin conocer la derrota para ser el primer equipo español de la historia moderna en conseguirlo. Ya había superado los 38 partidos que enlazó la Real Sociedad en dos campañas y empezaba a mirar al Arsenal de los invencibles. Llegó a los 43 con la goleada al Villarreal, parecía tenerlo en la mano… Y se derrumbó en Valencia de una forma inimaginable.

La racha se quedó en esos 43 encuentros, récord histórico en La Liga española, y dejó una sensación de tristeza en un Barça que pasó del ridículo al desespero, liderado por un Coutinho que anotó el primer hat-trick de su carrera profesional, pero no pudo ocupar el vacío de unMessi cuya ausencia acabó costándole la derrota al equipo de Valverde.

Una defensa de cristal, descolocada, lenta y poco tensionada convirtió al Barça en una triste caricatura, que once meses después, hundido ante la velocidad de Boateng y la rapidez en las transiciones de un Levante alegre y atrevido, capaz de enlazar por primera vez cinco victorias consecutivas en su campo gracias a las facilidades que le concedió un rival al que no alcanzó el arreón final.

“Queríamos acabar la Liga invictos. Es una pena… Nos han pillado a la contra, hemos cometido errores de concentración y lo hemos pagado.

Levantar tanta diferencia yendo a remolque desgasta mucho”, acertó a señalar Busquets al acabar el duelo, proclamando, sin embargo que “hemos hecho una Liga increíble y tenemos el récord. ¿Tristes? Por supuesto, pero hay que poner en su lugar el trabajo de toda la temporada”. El trabajo de una temporada enorme emborronada, en La Liga, en una noche que será recordada como una anécdota, triste, por encajar cinco goles que el Barça no recibía desde el 3 de diciembre de 2003, cuando le aplastó por 5-1 el Málaga.

“Vamos a celebrar la Liga y el doblete con nuestra afición, a despedir como se merece Iniesta y dar el valor que tiene esta temporada”, concluyó Busquets, ejerciendo de capitán en el mismo césped e intentando restar peso a un partido para olvidar… Pero que tardará en olvidarse.

Loading...
Revisa el siguiente artículo