Robinson Canó no pasa la prueba y es suspendido por dopaje

Sanción. El intermedista dominicano fue suspendido por 80 partidos, al dar positivo a Furosemide, una sustancia que está dentro del listado de medicamentos prohibidos por el reglamento antidopaje de MLB.

Por Hanly Ramírez hanly.ramirez@metrord.do

El béisbol dominicano volvió a sufrir los embates de las reglas antidopaje de las Grandes Ligas, tras el anuncio este martes por parte de MLB, de la suspensión por 80 partidos del quisqueyano Robinson Canó, por violar las reglas antes mencionadas.

El segunda base de los Marineros de Seattle dio positivo a la sustancia la Furosemide, una de las sustancias que están dentro del grupo de medicamentos prohibidos por el reglamento de las Grandes Ligas.

La furosemide es un diurético en píldora que se utiliza para provocar orina con la intención de ayudar a la salida de agua y sal del cuerpo humano. Este medicamento es utilizado en problemas de hipertensión, corazón, o enfermedades del hígado o riñon.

Es decir que su función no está ligada directamente a mejorar el rendimiento como los esteroides tradicionales, pero la sustancia se encuentra en la lista de sustancias prohibidas debido a que permite limpiar el organismo rápidamente ocultando el uso de otras sustancias para mejorar el rendimiento y como explica Bill Shaikin del LA Times, que MLB no determina inmediatamente sanción por el uso del diurético sino en casos de que considere que se usó para enmascarar otras sustancias.

Ante la gravedad de la situación Canó aceptó la sanción impuesta por las Grandes Ligas y dio su versión de los hechos mediante un comunicado emitido este martes.

Aquí lo expresado por Canó en su carta publica

Recientemente supe que di positivo a una sustancia llamada Furosemide, que no es una Sustancia Mejoradora de Rendimiento. Furosemide se usa para curar diversas afecciones médicas en los Estados Unidos y la República Dominicana. Esta sustancia me la dio un doctor con licencia en la República Dominicana para curar una dolencia médica. Mientras que no me di cuenta en ese momento que me dieron un medicamento que estaba prohibido, obviamente ahora deseo haber sido más cuidadoso.

Durante más de quince años, haber tenido la oportunidad de jugar al béisbol profesional ha sido el mayor honor y privilegio de mi vida. Nunca haría nada para engañar las reglas del deporte que amo, y después de someterme a numerosas exámenes de drogas durante más de una década, nunca he dado positivo por una Sustancia Mejoradora de Rendimiento por la simple razón de que nunca he tomado una.

Hoy decidí aceptar la suspensión de MLB. Esta fue la decisión más difícil que he tomado en mi vida, pero finalmente la decisión correcta dado que no discuto haber recibido la sustancia. Me disculpo con mi familia, mis amigos, fanáticos, mis compañeros de equipo y la organización de los Marineros. Estoy muy agradecido por el apoyo que he recibido durante este proceso, y espero volver a reunirme con mis compañeros más adelante esta temporada.

Tercero de RD

Canó, quien es una pieza fundamental para las aspiraciones de los Marineros, bateaba para .287 con cuatro jonrones y remolcadas, antes de ser colocado en lista de lesionados luego de ser golpeado en la muñeca el pasado fin de semana.

Debido a la suspensión Canó, quien es el tercer dominicano de nivel Grandes Ligas en ser castigado por violar las reglas antidopaje este año, junto a Jorge Bonifacio de los Reales Kansas City y Jorge Polanco de los Mellizos de Minnesota, dejará de percibir alrededor de 12 millones de los 24 millones de dólares que devengaría de su salario por esta temporada.

Los Marineros tendrán que sobrevivir sin su líder y este demostrar a su regreso que un error no determina lo que puede hacer en el terreno de juego.

Loading...
Revisa el siguiente artículo