Arabia Saudita se fue feliz del Mundial de Fútbol Rusia 2018

Por MetroRD

Arabia Saudita fue calificado por muchos como el peor equipo del Mundial de Rusia 2018 tras perder por 5-0 en el debut ante los locales. Sin embargo, el cuadro saudí fue mejorando a medida de que transcurrió el campeonato y, luego de que en la segunda fecha complicara a Uruguay, a pesar de irse derrotado por 1-0, en el último partido dio vuelta el marcador para ganarle por 2-1 a Egipto.

Fueron los egipcios quienes comenzaron ganando gracias a su figura, Mohamed Salah, quien, a los 22 minutos, recibió un pase largo para definir por sobre el portero.

Desde ahí en adelante, los dirigidos por el ex técnico de la “Roja” comenzaron a dominar el partido. Con un buen trato de balón, lograron complicar al portero egipcio Essam el Hedary, quien se transformó en el jugador más longevo en disputar un Mundial de fútbol y, además, atajó un penal del saudí Fahad Al-Muwallad, cuando iban 41’. Era el primer gran aviso de lo que tenía Arabia Saudita.

El penal fallado no desmotivó a Arabia y cuando se jugaban los descuentos del primer tiempo, tuvieron una nueva oportunidad desde los 12 pasos, tras una falta en el área egipcia que el árbitro tuvo que comprobar en el VAR. Luego de una larga espera, fue Salman Al-Faraj el encargado de anotar el empate.

En el segundo tiempo, los africanos se frenaron y los asiáticos tomaron el control del partido. Cuando parecía que todo terminaría en empate, Salem Al-Dawsari convirtió el gol del triunfo con un potente remate, a los 95 minutos, un tanto que le dio la primera victoria a Arabia Saudita desde el Mundial de Estados Unidos 1994, donde debutó en los certámenes planetarios y había logrado sus únicos dos éxitos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo