Carlos Santana enseña su maestría con los Filis

Maestro. Santana ha demostrado sus dotes como conocedor de la zona de strike en la Liga Nacional.

Por Hanly Ramírez. hanly.ramirez@metrord.do

Cuando los Filis de Filadelfia agregaron al inicialista dominicano Carlos Santana en la pasada agencia libre, lo vieron como el líder que necesitaba un conjunto con gran talento joven que aspira a llegar a lo más alto en su división y en la temporada de Grandes Ligas.

Lo que el equipo vio en Santana no fueron la distancia, ni cantidad de sus batazos, ya que él mismo nunca se ha considerado un jonronero,  ni siquiera su promedio de bateo que en su carrera es de .247, lo que llamó la atención de la gerencia del conjunto de Filadelfia, que los llevó a apostar 60 millones de dólares para mantener al dominicano en sus filas por los próximos tres años, fue su disciplina en el plato y su capacidad para identificar los pitcheos fuera de la zona de strike, algo que sin dudas puede ser de gran provecho para jóvenes prometedores como Odubel Herrera, Rhys Hoskins, Maikel Franco y Cesar Hernández, por mencionar solo algunos.

En la actual temporada, Santana ha mantenido su línea ofensiva dentro de sus parámetros normales, con promedio de bateo de .223 con 14 cuadrangulares con la misma cantidad de carreras remolcadas y anotadas, en ambos renglones con 48.

Los llamativo del caso de Santana es que a pesar de que ha conectado 63 imparables en 282 turnos al bate, solo se ha ponchado en 48 ocasiones, es decir, que de las 189 veces que ha fallado, en 141 lo ha hecho poniendo la pelota en juego, lo que se traduce en el 74% de las veces que se ha hecho outs, ante solo un 26% por la vía del ponche, resultados que muestran la increíble capacidad que tiene de hacer contacto con la pelota.

No es solamente el hecho de que Santana sea un hueso duro de roer en cuanto a poncharlo o evitar que ponga la pelota en juego, es que para lograr hacerlo out, el lanzador tendrá que lanzar en la zona de strike, ya que si no es así, de seguro lo tendrá en la inicial por medio de una base por bolas.

Como lo muestra su promedio de por vida en las mayores, Santana no es el bateador de grandes promedios en cuanto a average se refiere, pero su porcentaje de embasarse  u OBP es de un respetable .365 y eso se debe a la cantidad de bases por bolas que recibe, lo que le permite mantenerse en las bases con frecuencia.

En la actual campaña Santana acumula un total de 63 boletos negociados, es decir la misma cantidad de imparables que ha disparado y 16 bases por bolas más que los ponches que ha recibido, encaminándose de esta manera a su séptima temporada en nueve años en la liga, con 90 o más transferencias recibidas.

La capacidad de Carlos para llegar a la primera base por esta vía, se ha visto con más frecuencia en los últimos 15 partidos, en este tramo el inicialista del conjunto dirigido por Gabe Kapler, ha fletado 11 hits en 41 veces al bate (.223), con cuatro jonrones y 10 carreras remolcadas, pero ha tomado 19 bases por bolas y solo se ha ponchado nueve veces, lo que ha contribuido a que haya pisado la goma en 13 ocasiones y su promedio de embasarse, se incrementará de .346 a .362, siendo este el cuarto mejor OBP en todas las Grandes Ligas.

Y no es simplemente que se está llegando a las bases, es que Santana, quien ha estado ocupando el cuarto puesto en la alineación, también le ha pegado con solidez a la pelota, como lo muestran sus 30 extrabases (15 dobles, 14 jonrones y un triple), que constituyen el 47.6 % de las veces que ha conectado la esférica.

En definitiva Santana ha mostrado que es un maestro y que sin dudas los bateadores jóvenes de los Filis sacarán provecho de tenerlo en su alineación de cara al futuro.

Loading...
Revisa el siguiente artículo