El fútbol vuelve a sus orígenes

Inglaterra, país que creó el fútbol, está en las semifinales de un Mundial tras 28 años. La selección adulta es sólo el corolario de lo que vienen haciendo los combinados menores.

Por Agencias

La selección inglesa vive un momento dulce, tras alcanzar las semifinales del Mundial de Rusia 2018, una instancia que el equipo de los Tres Leones no alcanzaba desde Italia 1990, con una generación notable de futbolistas.

Hoy, el fútbol inglés está viviendo una especie de revolución, ya que este logro se suma al dominio total de sus selecciones en los torneos menores del fútbol mundial en el último año.

En el 2017, Inglaterra se lució ganando los Mundiales Sub 20 y Sub 17, la Eurocopa Sub 19 y el Torneo Esperanzas de Toulon, y este año retuvo el título en el certamen amistoso francés, que también había ganado en el 2016.

Inglaterra ganó su primer Mundial Sub 17 el año pasado, en India, después de remontar en la final frente a España para un 5-2 definitivo, mostrando que el fútbol juvenil de ese país promete un futuro esplendoroso para el país que creó este deporte.

A su vez, en el Sub 20, los británicos se impusieron en la final a Venezuela por 1-0, en una final dramática en Corea del Sur, marcando el gran despegue de un balompié que estaba perdido hace unos años.

Además de lo anterior, el año pasado los ingleses fueron subcampeones de la Eurocopa Sub 17 (cayeron justamente ante España, por lo que en India hubo revancha) y llegaron hasta las semifinales de la Euro Sub 21 (perdieron contra el futuro monarca, Alemania).

Todo esto contrasta con los últimos Mundiales adultos y Eurocopas, donde el conjunto de los Tres Leones había estado lejos de los primeros puestos, pero estas nuevas generaciones ilusionan con cambiar la historia, en la cual sólo han sido monarcas planetarios en 1966, en casa.
Ahora, en Rusia, esto podría cambiar.

Loading...
Revisa el siguiente artículo