Hoy, 2pm: Inglaterra y Croacia en busca del otro lugar en la final

Por MetroRD

Los inventores del fútbol. Y Croacia. Un duelo nunca visto en una semifinal de un Mundial. En el fastuoso estadio moscovita de Luzhniki se cruzan la vieja (y nueva) Inglaterra de Southgate ante la selección de Modric y Rakitic. O Rakitic y Modric. Da igual. El orden de los factores no altera el bello producto.

Juega toda Inglaterra un partido que no disputaba desde hace 28 años, mientras los croatas se asoman al encuentro que disputaron, y perdieron, hace 20 años.

En Moscú, dos países europeos. En realidad, dos mundos. Esa emergente Inglaterra de Southgate, capaz de empaparse de las diversas culturas futbolísticas que ha recibido en los últimos años (se aprecia el método de Pochettino en el Tottenham y las revolucionarias ideas de Guardiola en el City), ha ido derribando viejos y ya gastados conceptos como esa falta de competitividad que les castigaba desde hace muchas décadas. Para empezar, vive feliz cuando la pelota se detiene. N

o mira hacia su portería porque ha encontrado en Pickford un guardián celestial, capaz de hacer olvidar a tipos como Calamity James, y, además, tiene un tesoro en las acciones a balón parado: ocho de los 11 goles llevan esa firma.

En los tres últimos torneos (Euro 2012, Mundial  2014 y Euro 2016), Inglaterra lanzó 72 córners y no marcó ningún gol. A sus 47 años, Southgate, un apasionado de los deportes americanos, ha aprovechado estudios de la NFL y de la NBA. La búsqueda del espacio, el bloqueo necesario y, sobre todo, estar lo más junto posible todos juntos instantes antes del lanzamiento para extraviarse de forma inmediata por el área cuando el balón vuela.

Zlatko Dalic, su colega croata (51 años), también viene por el camino más corto. Llegó a un partido de acabar la fase de clasificación, obligado a garantizar la repesca. Lo hizo contra Grecia (4-1 y 0-0), lo que le abrió la puerta de Rusia, prácticamente en la última curva. “Es increíble estar en semifinales, estamos contentos y orgullosos, pero no queremos parar aquí”, proclamó el azulgrana Iván Rakitic, uno de los dos motores croatas.

El otro es, claro, Luka Modric. Ellos dirigen a la nueva Croacia guiada por un técnico desconocido más allá de su país.

Loading...
Revisa el siguiente artículo