Aficionados ingleses disipan mitos sobre Rusia

Antes de la Copa Mundial, los periodistas ingleses estuvieron contando historias de horror sobre Rusia.

Por Carlos J. Basora O.

The Sun publicó una guía para visitar el país más grande del mundo, en la que instaba a los británicos a no sorprenderse por las sombrías expresiones de los rostros de los rusos. “No te sorprendas de que frunzan el ceño, todo es cuestión de cultura. El pueblo ruso se maravillará de tu locuacidad. A diferencia de nosotros, no les gusta mostrar emociones”, decía el artículo.

Los británicos tampoco ignoraron el tema del racismo. La agencia de noticias Reuters publicó un reportaje del fotógrafo Grigory Dukor sobre gritos racistas en un encuentro entre el CSKA y el Arsenal.

“Se escucharon gritos de mono contra los jugadores de piel oscura del club londinense”, decía el artículo. Más tarde, esta información no fue confirmada ni por los “Gunners” ni por los funcionarios de la FIFA y de la UEFA.

Un par de días antes del comienzo del torneo, los medios de comunicación británicos también especularon sobre el tema de la violencia.


Los aficionados pudieron confirmar por su experiencia que los rusos son gente muy amistosa. Quiero volver aquí una y otra vez, Clark Roberts, de Coventry.

Andy y James.|MWN Andy y James.|MWN

La prensa británica formó mitos que fueron disipados a nuestra llegada a Andy, fan de Lodres, Andy, fan de Londres

 


“Los fans rusos pidieron a los británicos que se prepararan para la muerte”, informó Express. “Hooligans amenazan a los aficionados gays ingleses con brutales represalias”, agregó el Daily Mirror. “Los aficionados prometen a los británicos organizar el festival de la violencia”, completó el cuadro del Daily Star.
Metro se reunió con aficionados del Reino Unido para refutar o confirmar los tres principales mitos sobre Rusia creados por los medios de comunicación británicos.

Mito #1. Gente triste

Metro habló con los aficionados ingleses en Kaliningrado, donde se tomaron una de las principales plazas de la ciudad. “No nos envíen a casa, no queremos volver a casa. Queremos quedarnos a tomarnos toda la cerveza”, cantaban mientras los “sombríos” rusos, sin ninguna vergüenza, se acercaban a ellos para pedirles una fotografía conjunta.

“Los medios de comunicación británicos fueron muy negativos con respecto a Rusia”, dijo a Metro Clark Roberts, de Coventry, que llegó a Rusia con su novia. “Las grandes organizaciones de aficionados no acudieron aquí debido a las publicaciones en la prensa. Sin embargo, los aficionados pudieron confirmar por su experiencia que los rusos son gente muy amistosa. Quiero volver aquí una y otra vez.”

“Los reportajes de la prensa británica no sembraron el odio, despertaron el miedo”, coincidió Rob, un periodista de Londres. “Cuando llegamos a Rusia, estábamos preocupados, tratamos de ser cautelosos. Mis colegas dibujaron la imagen de un lugar oscuro y olvidado por Dios. Comencé mi viaje desde Nizhni Nóvgorod. Para sus ciudadanos, la Copa Mundial parecía ser algo especial, así que crearon una atmósfera increíble. La gente estaba feliz de ser parte de este evento, de comunicarse con otras nacionalidades y razas. Eran amigables, abiertos y nada diferente a nosotros”.

Mito #2. Racismo

Las publicaciones en los medios de comunicación británicos afectaron no sólo a los aficionados, sino también a los jugadores. El defensor Danny Rose no llevó a su familia, temiendo el racismo. Sobre la intolerancia en Rusia, Metro habló con Kay, un fan de piel oscura de Inglaterra y el Chelsea F.C.

“Rose ya se enfrentó al racismo de los aficionados serbios durante el campeonato mundial juvenil. Después de leer sobre la situación en Rusia, decidió no arriesgarse a traer a su familia”, explicó Kay. “Yo personalmente visité Volgogrado, Kaliningrado, San Petersburgo y Moscú y no encontré intolerancia racial en ninguna parte. Debo confesar que tenía estereotipos sobre Rusia. Pensaba que era necesario ser muy cauteloso, que la gente de otras nacionalidades no era aceptada aquí. Pero en dos semanas todos esos mitos han desaparecido. Definitivamente regresaré a Rusia con mis amigos, es un lugar maravilloso”.

Mito #3. Violencia

Los británicos siguen recordando los enfrentamientos con los aficionados rusos en Marsella durante la Eurocopa 2016, donde 35 personas resultaron heridas. Después de ese incidente, los medios de comunicación británicos echaron toda la culpa al anfitrión de la Copa Mundial.

“En el Campeonato Europeo de la UEFA 2016, celebrado en Francia, fuimos a todos los partidos”, recuerda James, analista financiero de Manchester. “Se veía horrible desde un costado, pero fue culpa de los dos grupos de aficionados. Además, la policía francesa es incompetente. En Rusia, no podíamos imaginar nada parecido, porque en su país la policía está actuando con dureza. Sí, algunos de mis amigos tenían miedo de ir al Mundial, pero yo no estaba de acuerdo con ellos. Como pudimos ver, nada como Marsella ocurrió aquí.”

“La prensa británica formó mitos que fueron disipados a nuestra llegada a Rusia”, interrumpió Andy, de Londres. “Todos son benévolos y hospitalarios. Si pedíamos ayuda, nos la daban inmediatamente. En cuanto a la barrera del idioma, no es un problema tan grande. Sí, no muchos rusos hablan inglés, pero lo mismo sucede en todos los países de habla extranjera. Basta con mostrar dos dedos para obtener dos pintas de cerveza. ¡No es tan difícil! En los bares, en las calles, en los estadios, en todas partes hay un ambiente increíble. No tuvimos ningún problema”.


Demanda de tickets

• La demanda de entradas por parte de los aficionados ingleses bajó significativamente después de los informes de los medios de comunicación.

• En comparación con la Copa del Mundo de 2014, los amantes del fútbol británico compraron dos veces menos entradas: 58.105 contra 30.711.

• En Brasil, ocuparon el 5º lugar de cantidad de aficionados. En Rusia,  son 11º.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo