Bartolo Colón: Cuando lanzar con calidad no es suficiente

Por Hanly Ramírez. [email protected]

En el béisbol realizar una labor de calidad debería ser sinónimo de victoria para un lanzador, pero la realidad es que esto no siempre se cumple, como lo ha evidenciado el diestro dominicano Bartolo Colón, quien a pesar de realizar un trabajo dentro de los parámetros que miden una salida de calidad, no ha podido romper el empate que mantiene con el nicaragüense Dennis Martínez, con el mayor total de victorias para un latino en la historia de las Grandes Ligas.

Según los lineamientos del juego, un lanzador se acredita una participación de calidad cuando se mantiene en el montículo por seis o más entradas, en las que permite tres carreras o menos. Colón, quien empató con Martínez en 245 victorias, cuando su equipo venció 13-4 a los Mellizos de Minnesota el pasado 30 de junio, desde entonces Bartolo ha subido a la lomita en dos oportunidades cargando con la derrota, a pesar de brindarle la oportunidad de ganar a su equipo, manteniendo a sus rivales al alcance.

Colón, quien tiene marca de 5-7 con 4.64 en lo que va de temporada, tuvo su primer chance de romper su empate con Martínez el 06 del presente mes ante los Tigres de Detroit, en esa ocasión cubrió ocho episodios de cinco hits y tres carreras, ponchó a tres y no otorgó base por bolas, pero salió por la puerta de atrás al caer 3-1.

En su segunda oportunidad el pasado miércoles, el veterano de 45 años enfrentó a los Medias Rojas, ante quienes tiró seis inning, en los que fue tocado por nueve hits y cuatro carreras de las cuales tres fueron limpias.

En estas últimas dos aperturas Colón ha aculado 17 entradas de seis carreras lo que le brinda un porcentaje de carreras limpias permitidas de 3.85, ha ponchado a ses bateadores y ha otorgado dos transferencias, cumpliendo con la labor que un dirigente espera de un lanzador abridor, pero como todo deporte de conjunto, el resultado no depende exclusivamente de él, sino del aporte combinado de los demás miembros del equipo.

En estos dos encuentros la ofensiva de los Rangers no ha podido decifrar a los lanzadores rivales y apenas ha anotado tres vueltas, es decir 1.5 carreras por juego. Un ejemplo de lo difícil que ha sido para los bateadores de Texas responder ante el pitcheo rival, es que ante los abridores de Detroit (Jordan Zimmermann) y de Boston (Chris Sale), solo han anotado una carrera y fueron retirados por la vía del ponche 23 veces.

Bartolo, quien lidera a los Rangers en salidas de calidad, con nueve en 17 presentaciones y en entradas lanzadas con 106.2, debe seguir lanzando de manera efectiva y esperar que en algún momento la suerte estará de su lado.

Loading...
Revisa el siguiente artículo