Bernardo Pie disfruta los frutos de su dedicación

Por Hanly Ramírez. [email protected]

Para Bernardo Pie el éxito no se consigue por mera casualidad, sino que se alcanza con el trabajo que se realiza para llegar a él. El trabajo y la dedicación son las claves que han marcaron el camino del atleta dominicano hasta la medalla de oro en los 63 kilos en la disciplina de taekwondo de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe que se efectúan en Barranquilla, Colombia.

“Esto es fruto de la perseverancia”, reflexiona Bernardo al recordar que en los Juegos de Veracruz, México en el año 2014, perdió en la final, quedándose de esta manera a un paso de la medalla de oro.

“En los juegos pasados, batallé y batallé, pero solo pude conquistar la medalla de plata”, expresa Bernardo, quien en esta oportunidad superó 14-7 a Juan Soto en la pela por el oro, completando el recorrido que no pudo lograr hace cuatro años.

“Para estos juegos me preparé el doble de lo que lo hice para los pasados, la clave fue esa, creer que yo puedo y en mi potencial y ponerle corazón a lo que estamos haciendo. Y Gracias a Dios logramos este gran resultado para el país”.

A parte de la preparación física para este compromiso, Pie asegura que mantener el control de sus emociones fue vital para conquistar el objetivo que perseguía.

“Trabaje mi preparación mental. Esa es la mayor dificultad, porque si estás en esto y no trabajas con consciencia tirarás todo por la borda”.

Todavía la emoción del triunfo es parte de los días de Bernardo, quien tras este nuevo éxito, se enfoca en continuar sumando puntos para el ranking mundial y olímpico de taekwondo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo