Disciplina al bate: Éxito de Juan Soto en GL

Avanzado. El novato dominicano muestra un conocimiento de la zona de strike por encima de los jugadores de su edad, lo que le ha permitido ser productivo en liga mayor.

Por Hanly Ramírez. hanly.ramirez@metrord.do

El talento y la capacidad con la que cuenta el joven novato dominicano Juan José Soto le ha abierto un hueco en las Grandes Ligas, convirtiéndose desde ya en una de las principales figuras de los Nacionales de Washington, pero más allá de la contundencia con la que golpea la pelota, lo que más llama la atención es la disciplina que muestra al tomar un turno al bate, para un joven de apenas 19 años de edad.

En la temporada, Soto mantiene una línea ofensiva envidiable con promedio de bateo de .310, fruto de los 77 imparables que ha pegado en 232 turnos al bate en los primeros 66 partidos de su carrera en liga mayor, donde también ha demostrado poder con un total de 13 cuadrangulares, 16 dobles y un triple, con una línea productiva de 48 anotadas y 37 remolcadas, números que sin lugar a dudas muestran su capacidad de batera en este nivel.

Pero más allá de esas estadísticas ofensiva, su éxito se ha fundamentado en su conocimiento de la zona de strike, en el cual ha demostrado estar un paso más delante de lo que generalmente lo están los jugadores de su estatus en la liga.

En la campaña el novato dominicano se ponchado en 49 oportunidades, mientras ha tomado 46 bases por bolas, este diferencial de solo tres ponches en relación a las transferencias que ha recibido, refleja lo difícil que es engañarlo cuando tiene el madero en las manos, así como también la capacidad para embasarse, sin la necesidad de conectar la pelota.

Este conocimiento de la zona de strike se ha visto con mayor énfasis en el desempeño de Soto, en sus últimos 10 juegos, en los cuales ha recibido 10 bases por bolas (tres de ellas intencionales), lo que le otorga un promedio de una transferencia por encuentro y solo ha sido retirado por la vía del ponche en cuatro ocasiones.

A parte de estar llegando a las bases por boletos, Soto ha castigado cada vez que los lanzadores han querido lanzarle sobre el plato, logrando promedio de .351 con tres dobles, dos jonrones y un triple, ha anotado 12 vueltas y producido 10 carreras  en esos 10 desafíos.

Soto es un arma sumamente peligrosa en cuanto al plano ofensivo se refiere y como lo muestran los números antes expuestos puede sacar provecho de cada situación cuando está al bate, ya que si no le lanzan, tomará su boleto y se irá a la inicial, y si por el contrario deciden enfrentarlo, le pegará a la pelota utilizando todo el terreno para llegar a las bases, reflejo de su porcentaje de embasarse de .424 y lo hará también con poder como lo muestra su porcentaje de slugging de .556.

Ser disciplinado en el home en el 99% de las ocasiones se constituye en una herramienta de éxito para los bateadores, Vladimir Guerrero es una de las excepciones, pero lo que ha logrado Soto es una afirmación de que debe seguir en implementando este comportamiento en su juego, para continuar  brillando el liga mayor.

Loading...
Revisa el siguiente artículo