Canó pegó un hit en juego de rehabilitación

Por Agencias

En su primer turno profesional desde el 13 de mayo, Robinson Canó pegó una línea de hit hacia el jardín izquierdo.

“Simplemente estoy feliz por poder regresar al terreno”, dijo Canó. “He estado esperando este día desde hace meses, y estoy contento porque todo salió bien hoy”.

Canó disputó su primer partido de rehabilitación el lunes por la noche por Triple-A Tacoma, mientras finaliza una suspensión de 80 juegos por violar la política de las Mayores de sustancia prohibidas. Se fue de 3-1 con un boleto y dos rodados al campo corto, jugando ocho entradas en las que no cometió error alguno como primera base.

El martes estuvo programado para fungir como bateador designado en Tacoma y el miércoles lo tendrá libre. Luego jugará cuatro encuentros en Clase-A Everett, donde verá más tiempo en la segunda y tercera bases. Será elegible para volver al equipo grande a partir del 14 de agosto.

“Me gustó lo que vi”, dijo el mánager de los Rainiers, Pat Listach. “Es un profesional. Para ser honesto, no esperaba nada diferente. Luce como si estuviera listo para jugar en las Mayores desde ahora mismo”.

Canó pasó un mes en la República Dominicana trabajando con su padre. Regresó a Seattle la semana pasada y estuvo un par de días practicando en el Safeco Field, junto a su compatriota y coach de los Marineros, Manny Acta.

“Sentí que ayer fue el día más largo de mi vida”, dijo Canó. “Estaba esperando el momento para salir y jugar en la primera base”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo