Franmil Reyes se abre camino a fuerza de batazos en GL

Producción. El enorme bateador dominicano ha mostrado lo que es capaz de hacer con su bate en liga mayor.

Por MetroRD

Franmil Reyes recuerda claramente aquella noche de noviembre. El dominicano sabía de la situación. Sabía que los Padres necesitaban agregarlo al roster de 40 peloteros a más tardar a las 8 de la noche, o su destino dentro de la organización – la única para la que ha jugado en su carrera – estaría a merced del Draft de la Regla 5.

Entonces Reyes, mientras se encontraba en la recamara que había tenido desde niño, espero por la llamada que le avisaría que sería agregado al roster de San Diego. Y ésta nunca llegó.

A pesar de haber encabezado a todos los prospectos de los Padres con 26 jonrones la pasada campaña, Reyes fue expuesto en el Draft de la Regla 5. Dos semanas después, nadie lo seleccionó.

“Cuando los Padres no me protegieron, sentí como: ‘No les haré saber que me siento decepcionado’”, recordó Reyes. “Voy a dar mi 100%, y sé que llegaré a las Mayores este año. Entonces trabajé duro. Y aquí estoy”.

Y aquí esta, repentinamente figurando en los planes a largo plazo en los jardines de los Padres. A sus 23 años de edad, Reyes ha superado todas las expectativas esta temporada. El cañonero dominicano arrasó con el pitcheo en Triple-A antes de ser llamado a las Mayores (y colocado en el roster de 40 jugadores) en mayo.

Sin embargo, su arranque en el mejor béisbol de lujo no fue fácil, y su promedio cayó hasta .182 para el final de mayo. Pero Reyes ha trabajado para afinar su swing. Desde que fue llamado de regreso el 11 de julio, el oriundo de Palenque, República Dominicana, batea para .324, con promedio de embasarse de .395 y slugging de .647 (con un breve regreso a las menores antes de la lesión de Wil Myers).

Reyes ha sido el tipo de bateador joven que los otros 29 equipos podrían utilizar en el medio de su alineación. Y esos otros 29 equipos tuvieron la oportunidad de tomarlo en diciembre.

“Hubo mucha gente que creyó en él”, dijo Andy Green, el manager de los Padres. “Pero sólo tienes 40 puestos (en el roster). Tienes que tomar 40 decisiones difíciles. Hay peloteros que están en la periferia. Muchas veces todo se reduce a, ‘Hey, ¿crees que alguien va a tomar a este tipo? No, ¿pero crees que vayan a agarrar a este?’. Eso no quiere decir necesariamente que uno tiene más valor que el otro”.

Según los Padres, la decisión de no proteger a Reyes fue un riesgo calculado. A principios de ese mes, Reyes se había sometido a una cirugía en una mano. El club pensó que eso haría que los equipos se alejaran de él. Su deficiente defensiva probablemente tuvo el mismo efecto.

La apuesta dio resultados. Pero que nadie se equivoque: Fue una apuesta. Los Padres casi con certeza no hubieran corrido ese riesgo si hubiesen sabido que Reyes iba a conseguir el éxito tan rápido.

“Ha dado un gran paso al frente este año con respecto a su desarrollo”, añadió Green. “No hay dudas de eso. Lo que hizo en El Paso no tiene nombre. Y lo que ha hecho aquí también ha sido bien especial”.

A los Padres no sólo les han impresionado los números de Reyes, sino su fortaleza mental. Después de su más reciente democión a Triple-A, vio videos viejos de sus swings y los comparó con su swing actual. Notó que sin darse cuenta estaba moviendo más su pierna delantera y alargando así su swing.

“Cuando estuve en Triple-A, todo estaba tranquilo, y me fue bien”, explicó Reyes. “Cuando llegué aquí, una parte de mi quería probarle a todo el mundo lo que podía hacer, quería demostrarle a los fanáticos el poder que tenía. Traté de hacer demasiado. La clave fue hacer las cosas con más calma”.

La fórmula le dio resultados. Reyes va a jugar con bastante frecuencia en la recta final de la temporada. Dependerá de él mantener su nivel y demostrar que merece ser considerado para hacerse cargo del jardín derecho en el futuro.

“Definitivamente se ha metido en la conversación”, reconoció Green. “Tiene más trabajo que hacer. Pero ha hecho muchísimo para demostrarle a todo el mundo su talento”. MLB

Loading...
Revisa el siguiente artículo