Miguel Andújar muestra su gen Yankee en las GL

Bate de respeto. El novato dominicano ha respondido y demostrado que puede con la presión que constituye jugar para los Yankees.

Por hanly ramírez [email protected]

Antes del inicio de la actual temporada los Yankees de Nuew York sabían de la capacidad con la que contaban en el antesalista Miguel Andújar, sin embargo, aun así, no confiaron en entregarle la posición desde el primer momento de la campaña, buscando refuerzos para la misma, pero el tiempo le dio la oportunidad al dominicano de demostrar que no solo es una apuesta segura a futuro, sino en la actualidad.

Desde su primer turno en esta contienda, el pasado 1 de abril ante los Azulejos de Toronto, Andújar se ha encargado no solamente de ser productivo con el uniforme de los Yankees, sino de colocarse entre los mejores jugadores del equipo y de la liga.

No lo intimida el gran escenario

Uno de los obstáculos más difíciles de enfrentar, principalmente para un jugador novato, es accionar bajo las luces del principal escenario del béisbol de las Grandes Ligas, como lo es el Yankee Stadium, lugar que ha visto fracasar a ilustres jugadores de la mejor estirpe en la liga, los cuales han sido agobiados por la más exigente de las fanaticadas, factor al que Andújar ha hecho frente y ha superado con notas sobresalientes.
Jugando en casa, el joven antesalista de 23 años, batea para promedio de .312 (202-63), con 17 dobles, nueve jonrones, 34 remolcadas y 34 anotadas, estadísticas que muestran que está hecho para este ambiente imponente de la ciudad de New York.

Además de lo antes expuesto, Andújar ha respondido efectivamente cuando el juego toma la etapa definitoria, así se evidencia en el average de .303 (132-40) con cinco dobles, seis cuadrangulares y 13 remolcadas cuando ha agotado un turno al bate entre el séptimo y noveno inning del partido. Un argumento de que su bate además de productivo, suele ser oportuno.

Entre los mejores en su posición

Ser parte de los Yankees, es indudablemente ser parte de la elite del béisbol de liga mayor. Utilizar el uniforme a rayas de los de New York, es un sinónimo de que debes estar en el listado de los mejores y es  justamente ahí donde se ha colocado Miguel, quien se encuentra en el grupo de los mejores antesalistas de la Liga Americana.

Los tablazos del dominicano los sitúan entre sus colegas defensores de la tercera base, en el segundo lugar en dobles con 31, tercero en hits con 118, en promedio de bateo con .293 y en porcentaje de slugging con .506, además es cuarto en anotadas con 58 y quinto en jonrones con 17, en triples con dos, en remolcadas con 56 y quinto en porcentaje de embasarse u OBP con .326.

Su defensa ha sido el punto con el que más ha batallado, con porcentaje de fildeo de .941 (octavo mejor entre los defensores de la antesala en la Americana), este es un elemento propio de un jugador novato, quien con dedicación se muestra cada vez mejor, como lo explicó el dirigente de los Yankees, Aaron Boone.

“Le hemos visto hacer grandes jugadas, estoy seguro de que si sigue trabajando crecerá y será un mejor jugador”, dijo Boone luego de que Andújar cometiera dos errores en el juego del pasado domingo ante los Rangers de Texas. Sobre esta actuación el dominicano mostró su firmeza y determinación de continuar mejorando.

“Definitivamente fue un juego duro. Pero es parte del béisbol, vas a tener días así, pero tienes que seguir trabajando y estar preparado para la siguiente oportunidad, dijo Andújar al New York Post.

Encendido en la segunda mitad de la temporada

Normalmente los jugadores de primer año en las Grandes Ligas tienden a disminuir su producción en la segunda mitad de la temporada, que generalmente es marcada tras la pausa del Juego de las Estrellas, pero en el caso del Miguel Andújar las cosas han sido diferentes.

Luego de la pausa del Partido de las Estrellas, el bate del dominicano ha estado literalmente en llamas.
En 22 juegos desde entonces y antes de la jornada de este lunes, en la que los Yankees enfrentaban a sus vecinos los Mets de New York, Andújar le había pegado en la costura a la pelota, fletando 29 incogibles en 84 oportunidades al bate, lo que le otorga un promedio de .345, entres sus hits se contabilizan cuatro dobles y cinco vuelacercas.


El dato
Miguel Andújar es el líder en los Yankees y entre los navatos de la Liga Americana en promedio de bateo con .293 y en dobles con 31.

Fuente. Las mayores


En este tramo de la campaña, Andújar ha llevado a 17 hombres al plato y ha pisado el home en 16 oportunidades con porcentaje de embasarse de .368 y slugging de .571.

Parte de esa gran actuación ha sido sustentada en el mes de agosto, donde a pesar de que los Yankees han tenido que lidiar con las ausencias en su alineación de Aaron Judge y Gary Sánchez por lesión, y la inconsistencia de varios de sus lanzadores, Andújar ha fletado cuatro cuadrangulares con 10 vueltas remolcadas y nueve anotadas, alcanzando un average de .298 durante el mes, contribuyendo a que su equipo tenga marca igualitaria de 6-6 en 12 compromisos, manteniendo el liderato del primer comodín de la Liga Americana con record de 74-43, a 4.5 juegos de los Atléticos de Oakland, dueños del segundo comodín del menor de los circuitos.

Un ejemplo de la contribución del dominicano a la causa del conjunto, ocurrió el pasado sábado, cuando disparó un cuadrangular productor de dos carreras, para romper el empate tres vueltas ante los Rangers de Texas y darle la ventaja definitiva a su equipo, que terminó ganando el encuentro 5-3.

Sólido candidato al Novato del Año

Su desempeño, ayudado por una temporada en la que la salud lo ha acompañado, como lo evidencia que esté entre los líderes de los Yankees en juegos jugados (106), ha sido clave para que Andújar se encuentre entre los favoritos para conquistar el premio al Novato del Año de la Liga Americana.

Entre sus colegas de primer año en la liga, el tercera base de los Yankees es líder en promedio de bateo (.293), en hits (118), en dobles (31), en anotadas (58), en remolcadas (56) y en slugging (506), además es tercero en jonrones (17), en triples (2) y OPS (832), como también está en sexto puesto en bases robadas (2) y es séptimo en obp (.326).

En definitiva domina los principales renglones ofensivos de los novatos de la Americana, desde la esquina caliente con los de New York.

En definitiva sus números están ahí, que junto a su actitud ganadora y determinante con el madero en las manos, han mostrado que posee el gen que se necesita tener en el terreno juego para ser un Yankee.

Loading...
Revisa el siguiente artículo