5 deportistas que odiaron su actividad

La desgarradora confesión de Michael Owen tomó por sorpresa al mundo. El denominado en su momento ‘Golden Boy’ afirmó que odió el fútbol por muchos años, algo que no es común en el deporte, pero no del todo extraño.

Por Román Gómez |mwn

Andre Agassi (extenista)

Andre Agassi (extenista)

 

Pocos singlistas en el deporte blanco tan talentosos como el ‘Chico Malo de Las Vegas’. Su carácter arrebatado se combinó con su talento en la década del 90, pero luego confesó haber sido el “número uno más triste de la historia”. Odió el tenis por el rencor a su padre.

 

 

 


Román González (boxeador)

Román González (boxeador)

 

‘Chocolatito’, como apodan al nicaragüense, logró ser campeón del mundo en cuatro divisiones y eso que solo tiene 31 años. Sin embargo, los cinturones conseguidos no llenan el vacío que le da no haber sido futbolista profesional. Solo es boxeador por como pega.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Carlos Vela(futbolista)

Carlos Vela(futbolista)

El mexicano es de los mejores jugadores aztecas de todos los tiempos, aunque su carrera no dio el boom que muchos esperaron. La razón es simple: el fútbol le importa poco y nada. Sus verdaderas pasiones son otras, entre estas el baloncesto.

 

 

 

 


Brooks Koepka (golfista)

Brooks Koepka (golfista)

Su talento no está en discusión, de hecho, hoy es el número dos del ranking mundial. Sin embargo, aunque así se gana la vida, el estadounidense considera que el golf es aburrido y su verdadera pasión es el béisbol. “El golf es aburrido, no tiene mucha acción”, aseguró.

 

 

 


Michael Owen (exfutbolista)

Michael Owen (exfutbolista)

El ganador del Balón de Oro y nombrado mejor jugador del mundo en 2001 le cogió fastidio al fútbol que supo amar. Sin saber por qué, perdió el deseo de jugar y su rendimiento decayó. Ya retirado, Owen confesó que se escondía en los partidos para evitar jugar.

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo