José Ramírez, sinónimo de perseverancia en GL

Por hanly ramírez hanly.ramirez@metrord.do

En estos tres años de circulación, MetroRD ha sido testigo de múltiples éxitos en el deporte dominicano, en los cuales se refleja la gallardía y la determinación de triunfar, pero ninguno como el logrado por el beisbolista quisqueyano José Ramírez, quien no solo ha demostrado su calidad como jugador, sino que se ha convertido en un sinónimo de perseverancia.

Ramírez, dueño de una estatura de 5 pies y 9 pulgadas, sufrió en carne viva la discriminación por ser pequeño en un deporte donde los estándares se dirigen hacia los atletas de gran estatura, como él mismo lo señaló en una entrevista para ESPN.

“Solían decir: es sólo un jugador de relleno. Es muy pequeño. Nunca será una estrella”, recordó Ramírez, para quien esas frases solo fueron el escalón en el cual se impulsó para convertirse en el principal hombre en la ofensiva de un equipo de primer nivel en las Grandes Ligas, como lo son los Indios de Cleveland.

Aunque la hoy estrella de Cleveland admite que a pesar de sobresalir en el terreno de juego, era rechazado por los scouts de los conjuntos de Grandes Ligas, luego de un 2015 en el que medianamente pudo mostrar parte de sus habilidades en el primer nivel con los Indios, en la campaña de 2016, colocó todas sus herramientas juntas, pegándole con todo a cada uno de los lanzadores rivales que tuvo de frente.

En esa temporada de 2016, Ramírez concluyó con una línea ofensiva de .312 en promedio de bateo con 11 jonrones y 76 carreras remolcadas, una actuación que lo puso en la palestra, ya que mostró su versatilidad al defender los jardines y las posiciones del cuadro interior, contribuyendo a llevar a los Indios a la Serie Mundial, donde cayeron en el máximo de siete partidos ante los Cachorros de Chicago, respondiendo de esta manera a alguien que por vez primera confió en su talento, como lo fue el dirigente Terry Francona, quien antes del inicio de la campaña había señalado que Ramírez sería un elemento vital en su estrategia de juego durante el calendario de Grandes Ligas.

Con todo y lo que había alcanzado el nativo de Baní, República Dominicana, no se conformó y trabajó aún más duro para el reto que constituía para él la temporada del año 2017 y, obviamente, los resultados de ese trabajo se pusieron en evidencia en el terreno.

Ya con un lugar asegurado en la alineación de los Indios, “Mini Me”, como le llaman sus compañeros de equipo, Ramírez desató todo su potencial, lo que lo llevó a ser elegido a su primer Juego de Estrellas, como parte del equipo de la Liga Americana. En ese partido disparó dos imparables en dos turnos al bate.

La temporada de 2017 de Ramírez finalizó con promedio de bateo de .318 con 29 jonrones y 83 vueltas impulsadas, conquistando el primer Bate de Plata de su carrera, reconocimiento otorgado al mejor antesalista ofensivo, el cual ganó por la Americana y con el tercer lugar en la votación para el premio de Jugador Más Valioso del circuito, detrás del jardinero de los Angelinos de Anaheim, Mike Trout (reconocido como el mejor jugador de la actualidad), quien conquistó el galardón, y del también jardinero de los Medias Rojas, Mookie Betts, quien finalizó segundo.

Ya para este 2018, Ramírez continúa con el mismo hambre que ha mostrado desde el primer día, volviendo a colocar estadísticas que por segundo año consecutivo lo colocan dentro de los favoritos para conquistar el premio de Jugador Más Valioso por la Liga Americana y acudió a su segundo Juego de Estrellas.

En la actual campaña Ramírez ha superado sus marcas personales con 38 cuadrangulares, llegó a 100 remolcadas por primera vez, acumula un total de 104, además de que con sus 33 bases robadas se unió al club de los jugadores que han conectado 30 o más vuelacercas y se han robado 30 o más bases.

José no solo es una figura de respeto en la organización de los Indios de Cleveland, sino que lo es en todo el béisbol de las Grandes Ligas, reconocimiento que se ha ganado a fuerza de batazos, los cuales ha pegado en transcurrir de estos tres años, en los que Metro y sus lectores han disfrutado de sus hazañas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo