Medias Rojas- Yankees: un duelo de poder contra poder

Ataque. Ambos equipos son dueños de dos de las ofensivas más productivas en todo el béisbol.

Por Hanly Ramírez. hanly.ramirez@metrord.do

Los Medias Rojas y los Yankees de New york volverán a poner el béisbol de las Grandes Ligas en suspenso a partir de este viernes ambos equipos salgan al terreno de juego a enfrentarse por primera vez en la postemporada desde aquel año 2004, cuando la media ensangrentada de Curt Schilling y los batazos de David Ortiz fueron el sello distintivo de un rebase de 0-3 en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, para llegar a la Serie Mundial, donde terminaron rompiendo la llamada “Maldición del Bambino”.

Ahora ambos equipos se enfrentan en una serie donde el poder ofensivo y la capacidad productiva de sus bateadores es cuestionable, por lo cual el pitcheo volverá a ser la llave de triunfo para los dos conjuntos en la Serie Divisional que inicia esta noche en el Fenway Park de Boston, en un partido pautado para iniciar a las 7:32 de la noche.

Poder contra poder

Si la alineación de los Yankees cuenta con dos de los bateadores de más poder en la actualidad, como lo son Aaron Judge y Giancarlo Stanton, no es menos cierto que la de los Medias Rojas cuenta con dos de los candidatos al Jugador Más Valioso de la Americana en Mookie Betts y J.D. Martínez.

El ataque de los de Boston y los de New York se asemejan bastante, hasta el punto de que ambos conjuntos cuentan con jugadores jóvenes y talentosos, como los novatos Miguel Andújar y Gleyber Torres en el caso de los Yankees y Andrew Benintendi y Rafael Devers en el caso de los Medias Rojas, que se complementan con los veteranos que adornan sus respectivos rosterpara esta etapa.

Los Medias Rojas dominaron la etapa regular, en la cual conquistaron un record de la franquicia en victorias, con un total de 108, sustentados en un trabajo ofensivo que los llevó a liderar las Grandes Ligas en promedio de bateo colectivo con .268, así como también en hits conectados (1,509) dobles (355), carreras anotadas (876) y remolcadas (829) y porcentaje de embasarse u OBP (.339), slugging (.453) y OPS (.792).

Pero los Yankees no se quedan detrás liderando la liga en cuadrangulares con 267, segundos en carreras anotadas (851), remolcadas (821) y slugging (.453), y por la manera en que comenzaron la postemporada, con cuadrangulares de Judge y Stanton ante los Atleticos, los bates de New York dieron el primer aviso que están en forma y atacarán a todo el que esté en su paso.

Pitcheo clave de la serie

Con una ofensiva con tantas herramientas, el pitcheo será el factor definitorio, pero, aunque cuerpo de lanzadores de los Medias Rojas (3.75) tuvo una pequeña ventaja comparado con el de los Yankees (3.78), la realidad es que el de sus rivales luce más sólido para esta serie.

Con Chris Sale siendo una interrogante por sus problemas de salud, junto a su desempeño en la pasada postemporada, más un record de 0-11 para los equipos con los que David Price ha iniciado un juego en esta etapa y la inconsistencia de Rick Porcello, pone a los Medias Rojas en una situación de incertidumbre, que es aún más profunda en el pitcheo de relevo, que no lució a la altura en los últimos compases de la temporada.

Por su parte, los Yankees cuentan con lanzadores que terminaron bien la campaña como J.A. Happ, quien inciará el primer juego por los Yankees esta noche, con el japonés Masahiro Tanaka, que ha lanzado muy bien de por vida en la postemporada y Luis Severino, quien mostró que ha vuelto por sus fueros ante los Atléticos en el partido de Comodín.

El relevo de los Yankees cuenta con los nombres de Aroldys Chapman, Dellin Betances y Chris Robertson y por como lucieron el miércoles será reto enfrentarlos después del quinto inning de cada partido.

La suerte está echada y quien aproveche los errores del rival saldrá por la puerta grande.

Loading...
Revisa el siguiente artículo