Licey y Toros dejan huella con partido histórico en Lidom

Por MetroRD

En un dramático e histórico partido que duró ocho horas y siete minutos, Yermín Mercedes bateó el hit decisivo que disolvió el empate en la décima novena entrada para que los Tigres del Licey vencieran 7-5 a los Toros del Este, en la continuación del torneo de béisbol otoño invernal dedicado a Vladimir Guerrero, celebrado en el estadio Francisco A. Micheli.

Tras un épico partido que acabó en la madrugada del miércoles, y que estableció un nuevo récord de duración en el torneo invernal dominicano, el equipo de los Tigres se llevó la mejor parte tras alcanzar su primera victoria durante esta justa invernal.

Fue un encuentro impregnado por dramatismo y grandes emociones en la que cinco jugadores de posición jugaron un rol determinante al desempeñarse como relevistas.

Jordany Valdespín, no sólo se convirtió en una especie de ”Ohtani,” tras ser un jugador de posición y asumir el rol de lanzador en la entrada número 14, también en dos ocasiones (Episodio 14, 17) ponchó al líder de cuadrangulares en el béisbol invernal dominicano, Juan Francisco, con rectas de 87 millas por hora. Lanzó cuatro entradas en blanco, permitió cuatro indiscutibles, ponchó a tres y concedió dos boletos.

En tanto, por el conjunto añil Rymer Lirano fue el primero en hacerse cargo del montículo y lanzar una entrada en blanco, concedió dos boletos y un ponche. El lanzador ganador fue Anderson Hernández (1-0), quien laboró un episodio en blanco, permitió un imparable y otorgó dos transferencias. Arismendy Alcántara  logró su primer rescate de la campaña y de su carrera en la Liga Dominicana. Cargó con la derrota, Rubén Sosa (0-1), quien trabajó una entrada de dos carreras y permitió tres indiscutibles.

Fue la primera vez en la historia del béisbol invernal dominicano que la estrategia de colocar cinco jugadores del cuadro para cortar una carrera en el plato funcionó dos veces en el mismo encuentro. Asimismo, se otorgaron entre ambos equipos 22 transferencias imponiendo un nuevo récord en un partido en la Liga Dominicana.

En un partido en el que ambos dirigentes agotaron sus lanzadores colocados en roster, 11 corredores fueron dejados en bases por el conjunto añil, y por el conjunto romanense, 19. Durante el encuentro, el Licey cometió cuatro errores.

Loading...
Revisa el siguiente artículo