José Siri: “Me gusta jugar un béisbol agresivo”

Talento. El prospecto númeo 22 de la organización de los Rojos de Cincinnati, ha mostrado es dueño de multiples herramientas las cuales ha mostrado en el terreno juego con los Gigantes del Cibao.

Por LIDOM

José Siri no sólo imprime esa velocidad que motoriza la alineación de los Gigantes del Cibao, su pasión y energía se ven marcada en cada uno de sus batazos, su manera de aprovechar los huecos en el estadio, colocarse en las bases y jugar fuerte.

Valorado como el prospecto número 22 en la organización de los Rojos de Cincinnati, Sirí irrumpe en este torneo invernal dominicano con mucho dinamismo y explosividad a la hora de correr y agotar turnos en la goma.

“Soy así desde pequeño, me gusta jugar un béisbol agresivo en los juegos, esa es mi manera de jugar, no juego de otra forma”, expresó Siri a Lidom.com

Las herramientas de Siri son innegables. Desde que agarró por primera vez el bate de aluminio a los seis años, sabía que había nacido para jugar béisbol y su firma con los Rojos el 21 de septiembre de 2012, fue una prueba de ello.

“Ese día me puse muy feliz, fue un momento especial para mí, alcancé una meta de firmar con un equipo profesional. Desde los 13 años, ya sabía que esto era lo que quería como carrera, iba cogiendo experiencia, era un tiguerito en el play desde pequeño y me fui puliendo para lograr hasta donde he llegado”, quien finalizó la reciente estación en Doble A con promedio de .239, 13 cuadrangulares, 43 impulsadas en 96 partidos.

José, quien admira a Mike Trout desde sus inicios, quiere seguir puliéndose en el torneo invernal dominicano y enseñando esas habilidades como aquel 15 de octubre cuando se robó el plato frente al conjunto de las Águilas.

“Lo primero que me pasó por la mente fue que le dieran la base a Abiatal Avelino, y luego de lo otro me encargaba. Cuando lo pude hacer, tuve chance a robarme el plato y lo hice. Ese es mi juego”, relató Sirí, quien en la campaña 2016 en Clase A Avanzada, se estafó 46 bases.

No es de los que baja la cabeza ni si da por vencido muy fácil, aspecto en el que Siri le da crédito a su personalidad, que con 23 años, y a pesar de haber sido travieso desde pequeño, cuando tiene que a apelar a su madurez, lo hace.

“Cuando estoy en pelota, estoy en juego, hasta que no doy un hit, no estoy tranquilo. Esa es mi personalidad, me pueden ver muy sonriente, pero cuando tengo que tomarme las cosas en serio, lo hago”, indicó el nativo de Sabana Grande de Boyá.

En seis temporadas, en Ligas Menores en el sistema de los rojos, José ha aprendido a convertir las malas experiencias en lecciones de vida.

“No siempre las cosas, te van a salir como quieres, en el 2016, atravesé por un momento difícil, Cuando tienes una racha negativa, y uno quiere hacer las cosas, bien, es difícil cuando no puedes salir de un problema. Bajé de Clase A Media a la corta, pero aprendí de eso y le saqué mucho, después de que caí, pude levantarme y aquí estoy”, dijo Siri, quien se denomina como un experto en la cocina y en el que resalta que su mejor plato es moro de habichuelas con pollo guisado.

El equipo de Cincinnnati, ha trabajado para desarrollar una cantidad de jardineros con súper herramientas en los últimos años con una dosis de potencia y velocidad más atletismo combinado, José encaja en este perfil, y es por eso, que no quiere dejar pasar la oportunidad de sacarle provecho a una de las mejores ligas de invierno (Lidom). “Voy a trabajar en la zona de strike, tomar más picheos, eso es lo que el equipo quiere, por eso me dan la oportunidad aquí y no pienso desaprovecharla”, agregó José, quien con los Gigantes tiene promedio de 268, tres dobles y una remolcada en 12 encuentros.

Loading...
Revisa el siguiente artículo