Pabellón de la Fama eterniza a sus héroes del deporte

Distinguidos. Inmortalizan a Mesa, Astacio, Batista, Geraldino, Candelario, Bautista, Horford, Gómez, Fey Duquela y Acevedo.

Por Hanly Ramírez

El pabellón de la Fama del Deporte Dominicano encumbró hoy a la categoría de inmortales a diez deportistas que enaltecieron la dominicanidad en sus respectivas carreras de atletas, como dirigentes o fomentando la noble actividad del músculo y la mente.

Los ilustres ciudadanos que desde este domingo llevan consigo la gloria eterna del deporte responden a los nombres de Pedro Gómez, Tito Horford, Yudelkis Bautista, Guillermina Candelario, José Vicbart Geraldino, José Mesa, Pedro Julio Astacio y Tony Batista, todos ex atletas. Completan la lista de inmortales Cuqui Acevedo y Rafael -Fey- Duquela, como propulsores.

Los cinco ex selecciones nacionales, Tito, Candelario, Bautista, Geraldino y Gómez; los ex peloteros de liga mayor Astacio, Mesa y Batista; además de los masificadores y forjadores deportivos como Duquela y Acevedo, fueron inducidos al Olimpo del deporte nacional en el solemne acto del 52 Ceremonial del Pabellón de la Fama efectuado en el salón principal de la institución, ubicada en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

El Ceremonial fue dedicado a la delegación que participó en los Jugos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, por la gran actuación que desplegada por los atletas en la cita de Colombia celebrada entre julio y agosto de este año.

Atletas de la selección de voleibol, acompañadas por Bernardo Pie, Yvonne Losos de Muñiz y Víctor Estrella, así como por el jefe de misión Edwin Rdoríguez, el ministro de Deportes Danilo Díaz y el presidente del Comité Olímpico Dominicano, Luisín Mejía, recibieron el homenaje de parte de miembros del Comité Permanente, José Rodríguez Conde, Magnolia Concepción y Rafael Damirón.

El Círculo Deportivo Militar de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, representado por su presidente, coronel Kalil Haché, el director ejecutivo, coronel Pedro José Luis Núñez y el general (r) Juan Niemen, también fue homenajeado por los 50 años que tiene fomentando el deporte desde las bases y desarrollando a los atletas nacionales que integran las diferentes selecciones nacionales.

Ceremonia

La ceremonia de inmortalización comenzó con el llamado de los miembros del Comité Permanente del Pabellón de la Fama, presididos por su presidente, el doctor Dionisio Guzmán.

Luego, el Orfeón de Santiago, dirigido por el reverendo padre César Hilario, interpretó los himnos Nacional y del Pabellón de la Fama, para continuar con la presentación y el reconocimiento a los atletas que compitieron en los Centroamericanos y del Caribe.

Guzmán dio las palabras de bienvenida y presentó al Presidente de Honor, Guillermo Saleta, responsable de conducir el Ceremonial. Acto seguido, el inmortal Juan Guzmán hizo la invocación del acto y Atilio de Frías, tesorero del Pabellón, ordenó la entrada de los porta insignias.

El tenista Estrella desfiló con la bandera nacional, la jinete Losos de Muñiz con el lienzo del Pabellón de la Fama, la voleibolista Niverka Marte portó el laurel y Bernardo Pie, de taekwondo, lo hizo portando el machete. La ceremonia prosiguió con el pase de lista de los inmortales presentes.

Luego de recibir el laurel, la medalla y la placa de inmortal de parte de Carlos Lamarche Rey, vicepresidente del Pabellón, Guzmán y Saleta, Acevedo agradeció el reconocimiento a su trayectoria como propulsor deportivo.

“Hoy quiero compartir esta exaltación con todos los que han tenido que ver con mi elección y con aquellos que me dieron la oportunidad de desarrollar una carrera en beneficio del fomento del deporte nacional”, expresó Cuqui, quien citó de manera particular a Chide Noboa, quien le dio la oportunidad de dirigir la selección nacional de softbol; a su edecán Julito Edwards, quien lo introdujo en el béisbol a través de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) en el profesionalismo a Quique Acevedo, quien dijo le dio el chance de mostrar su habilidad como escucha.

Astacio, nativo de Hato Mayor y segundo en ser exaltado, también tuvo palabras de gratitud para las personas y organizaciones que tuvieron que ver con su carrera como lanzador de Grandes Ligas.

Citó a Eleodoro Arias, Luis Ángel Montalvo, Rafael Ávila, Elvio Jiménez, a su ex compañero en el béisbol amateur y edecán Pablo de los Santos, y a las organizaciones de liga mayor con las que lanzó, en especial a la de los Dodgers de Los Ángeles, como a los Tigres del Licey, en la pelota invernal.

Tony Batista resumió todas sus palabras en la lectura del salmo 90 de la biblia, pero agradeció a todos por el apoyo brindado a su carrera. Dijo que “el espíritu santo me motivó a a traerles este mensaje el mismo día cuando, a las 3:00 de la tarde, estaba en una jornada de oración y me llamaron para informarme sobre esta elección al Pabellón de la Fama”.

Yudelkis Bautista dijo que gracias al deporte pudo romper barreras y que por medio al deporte pudo desde una comunidad pobre como Manoguayabo llegar a ser una deportista importante para su país.

En sus breves palabras, Bautista se dirigió a Juan Guzmán y Pedro Martínez, presentes en el acto, que mostrarle el orgullo que sentía al compartir la inmortalidad deportiva con ellos, como nativa de Manoguayabo.

Guillermina Candelario rememoró sus años de atleta cuando tuvo que “renunciar” al cuidado de sus niños para atender al llamado de la patria. La pesista es la única deportista dominicano que ha ganado medalla en tres versiones de Juegos Centroamericanos y del Caribe y en Juegos Panamericanos.

Agradeció al fallecido entrenador Félix Ogando, así como al también técnico Héctor Domínguez, por el impulso que dieron a su carrera, así como al ex presidente de la Federación de Pesas, Bolívar Vargas Candelario y al actual titular de esa entidad deportiva, William Ozuna, quien además fue su edecán.

Fey Duquela dedicó su exaltación a una serie de personalidades que gravitaron en el deporte nacional, como Virgilio Travieso Soto, Wiche García Saleta, Enrique Ripley Marín, Máximo Bernard, Tommy Fernández y a su compañero y amigo Héctor Guillermo Abreu.

Geraldino, Mesa, Tito y Gómez también tuvieron palabras de gratitud para una serie de personalidades ligadas al deporte, a la prensa deportiva y a los miembros del Pabellón de la Fama que tuvieron que ver con sus respectivas elecciones para la inmortalidad.

Homenajes individuales

El Pabellón de la Fama también tributó reconocimientos a los peloteros Albert Pujols, por su arribo a los 3,000 hits este año en las Grandes Ligas; Juan Soto y Miguel Andújar, por sus excepcionales campañas de novatos; al radiodifusor Ellis Pérez, pionero en nuestro país de las transmisiones radiales del béisbol de liga mayor; y Ernesto Jerez, por sus trayectoria como narrador de las grandes ligas para la cadera ESPN.

Soto fue el único ausente, debido a que se encuentra en Japón participando en una serie entre jugadores de Grandes Ligas y de ese país asiático.

Los reconocimientos fueron hechos entre segmentos de exaltación de los nuevos inmortales, cuyo llamado a la gloria eterna comenzó con el afamado escucha de béisbol, entrenador de esta disciplina y de softbol, Héctor Bienvenido -Cuqui- Acevedo, nativo de San Pedro de Macorís.
La parte artística la puso el Coro Nacional, acompañado en el piano por el maestro Rafael Solano.

Loading...
Revisa el siguiente artículo