Juan Guillermo Cuadrado: Un soñador detrás del balón

Hablamos con el jugador de la Juventus sobre su vida aparte del fútbol. Cuadrado nos contó, entre otras cosas, detalles sobre su fundación, su marca de jeans, su familia y su comida favorita

Por Mónica Garzón

Juan Guillermo Cuadrado es un ejemplo de perseverancia y superación. Muchos ya conocen su historia de vida, la cual estuvo marcada por el conflicto armado en Colombia. Cuando apenas tenía cuatro años, tuvo que vivir en medio del infierno de la violencia que azotaba su natal Necoclí, al norte de la región de Urabá (Antioquia).

Sin embargo, eso no fue impedimento para soñar. ‘Meco’ fue creciendo y con él, la pasión por el fútbol. De niño jugaba en las calles con latas, piedras, incluso con pelotas hechas de cualquier material. Fue esa pasión la que lo alejó de la violencia y le permitió comenzar a cumplir sus sueños.

Cuadrado comenzó a mostrar sus habilidades en la humilde escuela de fútbol Mingo de Necoclí. Cuando se mudó al municipio de Apartadó, se inscribió en la escuela Manchester Fútbol Club, donde tomó vuelo su sueño de ser futbolista profesional. El crack comenzó a disputar torneos departamentales para demostrar que tenía madera.

Uno de los mayores escalones lo subió en febrero de 2015, cuando un club inglés puso los ojos en él: el Chelsea. Procedente de la Fiorentina, los Blues no le dieron suficientes minutos y fue cedido con opción de compra a la Juventus, donde encontró su mayor brillo.

Su carrera y sus sueños continuaron creciendo. Hoy, Cuadrado ha ganado varios títulos y es uno de los grandes referentes de la selección Colombia. Más allá de eso, asegura ser un papá y esposo ejemplar, un nieto que le cumplió una promesa a su abuela y, además, un fiel creyente de Dios.

En entrevista con Metro nos contó sobre sus mayores gustos y el trabajo en sus emprendimientos.

¿Qué significa para usted Necoclí y cuál es el recuerdo que más lo marca?
¡Tengo muchos recuerdos! Y como decimos alegremente, ‘Necoclí es una elegancia!’. Por eso, es difícil elegir solo un recuerdo, de Necoclí siempre tengo en mí las mejores memorias de la gente, la playa y de estar donde mis abuelos.

Florencia, Londres, Turín o Medellín, ¿en dónde disfruta estar más?
Cada uno de esos lugares me ha enseñado algo y he vivido momentos que me han llenado de vida. Gracias a Dios he podido tener buenas experiencias en estos lugares increíbles. Ahora en Torino estoy muy bien y acá me han tratado muy bien, pero al final del día Medellín es como mi casa, allá está mi gente, mis “panitas” (amigos).

¿Cuál es su comida favorita?
Sin dudarlo, la respuesta es arroz con pollo y patacones. ¡Una delicia!
Hablemos de su faceta como emprendedor, ¿de dónde salió la idea de crear una marca de jeans y cómo va ese negocio?
Salió hablando con amigos. Ha sido un proceso largo y difícil en varias etapas. Emprender no es fácil sin importar quién eres, pero con la ayuda de mi equipo y de Dios, seguimos andando con el negocio.

Se dice que Cristiano Ronaldo es un hombre que muestra gusto por la moda, ahora que es su compañero, ¿podría decir que es cierto?
Pues él también tiene su marca, y creo que sí le gusta la moda. Quiero agregar de él que en lo que he visto es tranquilo, una buena persona.

¿Qué es lo que más disfruta de su faceta como papá y esposo?
¡Ese es el mayor reto que he tenido en mi vida!, pero vale la pena, tengo una maravillosa esposa, una hermosa niña y ahora estamos esperando otro bebé; la familia es un regalo hermoso que Dios nos dio, pero tenemos que saberlo construir en una roca firme que es Dios. La familia es lo más importante en mi vida y lo que más cuido.

¿Cómo va la Fundación Juan Guillermo Cuadrado?
Va muy bien, fortaleciéndose cada día más, y con muchos sueños por delante, tenemos un equipo de trabajo excelente con el que podemos llegar aún a muchos más lugares de los que nos hubiéramos imaginado. Ayudamos a muchos niños, lo cual es muy bonito para mí porque quiero que ellos sueñen y logren sus sueños, así como yo lo he podido hacer.

Loading...
Revisa el siguiente artículo