Seranthony Domínguez decidido a ser figura clave en Filis

Por Agencias

El manager de los Filis, Gabe Kapler, es famoso por usar su bullpen de manera poco ortodoxa, lo cual incluye no tener a un relevista en particular designado para la novena entrada. La nueva adquisición de Filadelfia, David Robertson, ha expresado que no le importa ser o no el “cerrador” del equipo, siempre y cuando sea parte importante del relevo.

Todo eso deja con muchas posibilidades de brillar al joven dominicano Seranthony Domínguez, quien dejó huella en los Filis como novato en el 2018, fungiendo inclusive como hombre de confianza de Kapler para el noveno inning durante una buena parte de la temporada.

“No te puedo decir, porque todavía no tengo la información”, dijo acerca de su rol para este año Domínguez, quien participa esta semana en el Rookie Career Development Program de MLB y la Asociación de Jugadores. “Pero yo estaré ahí solamente para desempeñar mi trabajo. Yo voy a controlar lo que puedo controlar. Lo que no pueda, ya se lo dejaré al manager”.

El 2018 fue de ascensos meteóricos para Domínguez, de 24 años de edad. Empezando la campaña en Doble-A Reading, el derecho permitió tres carreras limpias en 16.2 capítulos entre dicho nivel y Triple-A Lehigh Valley (incluyendo 3.2 ceros en Triple-A), ganándose un cupo en el equipo grande de Filadelfia a partir del 7 de mayo. De ahí en adelante, Domínguez se hizo sentir en grande, poniendo una marca con seis presentaciones seguidas para empezar su carrera en las Mayores sin permitir hit ni carrera, ni otorgar base por bolas alguna. Otro récord fueron sus ocho presentaciones perfectas en sus primeros 11 partidos.

Aunque la liga le hizo los ajustes y hubo un trecho difícil para Domínguez más adelante, el oriundo de la comunidad de Esperanza, R.D. terminó la campaña con efectividad de 2.95 en 58.0 entradas, 11.5 ponches por cada nueve entradas, WHIP de 0.931 y 16 juegos salvados en 20 oportunidades.

“El 2018 fue para mí un año maravilloso”, expresó Domínguez, quien terminó la campaña con seis presentaciones al hilo sin permitir anotaciones. “Estoy muy agradecido con Dios, con mi familia por el apoyo y con el equipo porque me dio la oportunidad y creyó en mí. Gracias a Dios, pude desempeñarme de la mejor manera”.

Efectivamente, fue un inicio más que alentador para Domínguez, quien dio el notable salto de Doble-A a Grandes Ligas, y con éxito, en poco más de un mes.

“Fue un reto sumamente extremo para mí, porque uno siempre ha sido fanático de esos peloteros (de las Mayores)”, dijo Domínguez. “De momento hay que enfrentaros. Tú dices, ‘Tengo que hacer mi trabajo, no importa quién sea’”.

Ahora con Robertson uniéndose a Domínguez, el también dominicano Héctor Neris, Tommy Hunter, Pat Neshek y el quisqueyano Juan Nicasio, más los venezolanos Edubray Ramos y Víctor Arano-entre otros-nadie sabe cómo lucirá la formación del relevo de los Filis para el 2019. Para Domínguez, es tiempo de pasar la página y competir una vez más por un espacio privilegiado en el bullpen de los Filis.

“Gracias a Dios, preparándonos fuerte para tratar en el 2019 de tener una mejor temporada, si Dios lo permite”, expresó Domínguez.

Loading...
Revisa el siguiente artículo